Eficiencia energética: El tesoro enterrado en las operaciones de Tecnología Informática

Cuando sucede que la tecnología verde deja de ser una técnica de mercadeo que te hace sentir bien para convertirse en algo más plausible? Cuando se convierte en el tipo de verde que le hace bien a tu bolsillo.

Para profesionales del área de informática con presupuestos pequeños y estáticos, la tecnología verde en estas épocas significa eficiencia energética, consumo de energía mínimos y costos reducidos. Hoy, tecnologías como la virtualización, optimización del almacenamiento, productos calificados como Energy-Star y soluciones de administración de energía, entre otras, tienen el poder de reducir el consumo de energía inmediatamente, sin tener que esperar por el temido retorno de inversión en el largo plazo.

De acuerdo al reporte informático de eficiencia energética de la CDW para el 2009, 52% de las organizaciones activamente comprometidas a reducir el consumo de energía, redujeron los costos provenientes de la energía informática en 1% o más. Dependiendo del tamaño de la empresa, ese 1% puede traducirse en grandes ahorros.

Al implementar todas las medidas disponibles de ahorro de energía dentro de la compañía, profesionales de negocios informáticos creen que pueden reducir costos energéticos en un promedio de 17%, lo que significa unos 900.000 dólares de ahorros netos para una empresa estándar, de acuerdo al reporte.

Que funciona?

No existe la gallina de los huevos de oro en cuanto a eficiencia energética. Mientras muchas compañías se preocupan por reducir su consumo de energía y están consientes de la oportunidad de sus significativos ahorros, el éxito viene solo con agudos y persistentes enfoques en oportunidades de eficiencia energética en todo el ámbito informático.

El reporte encontró que los ejecutivos de informática responsables de las cuentas energéticas de sus departamentos tienden a tener visiones a largo plazo y están dos veces más dispuestos en hacer énfasis en la importancia de la eficiencia energética en los procesos de compra de equipos. En organizaciones exitosas, tanto la gerencia como el departamento de informática hacen de la eficiencia energética una prioridad por medio de tres tácticas: Solicitan, Asignan e Incentivan.

En primer lugar, las organizaciones que solicitan al departamento de informática reducir sus costos de energía han visto resultados significativos: 57% de las organizaciones redujeron costos en un 1% o más contra el 39% de compañías que no hicieron este ejercicio. En segundo lugar, el 60% de las compañías en las que al departamento de informática se le asigna la responsabilidad del uso y costos energéticos en operaciones de informática, han tomado decisiones especificas para reducir el consumo de energía, a comparación del 24% de organizaciones que no asignaron esta responsabilidad. En tercer lugar, las organizaciones en las que el departamento de informática es incentivado para mejorar la eficiencia energética del departamento, tienden más a volver una prioridad la reducción de energía, siendo el 58% de empresas las que ven cambios a comparación del 30% que no, pues no incentivan.

Además, el reporte encontró que los encuestados también reducen costos energéticos al enfocarse en la eficiencia de energía a la hora de comprar y mantener equipos informáticos, empleando medidas como: comprar equipos con procesadores que no consuman tanta energía, utilizar herramientas de administración energética en red, utilizar herramientas de software dentro de suplementos de energía ininterrumpidas (UPS) para monitorear la demanda y utilización de la misma, monitoreo de centros de datos remotamente para tener las luces apagadas mientras los empleados no están en el sitio, administrar la colocación de cables para reducir la demanda de sistemas de refrigeración e implementar la virtualización de servidores y almacenamiento para reducir el número de dispositivos consumiendo energía.

Que nos está impidiendo entonces aprovechar la eficiencia energética? la respuesta simple es... casi nada. Las nuevas tecnologías, soluciones mejoradas e incentivos incrementados han permitido que profesionales en informática aprovechen las ventajas de la eficiencia energética.

Hace un par de años, los profesionales en el área de informática esperaban estándares industriales limpios para acceder a equipos energéticamente eficientes para sus centros de datos. Ahora, parece que ambas, industria y gobierno, han intensificado sus esfuerzos con información sobre lo que constituyen equipos informáticos energéticamente eficientes, permitiendo que los directivos en informática tomen las mejores decisiones al momento de comprar. En el reporte, el 83% de los encuestados dijo que los productos energéticamente eficientes se están volviendo más fáciles de identificar, y casi todos afirmaron que el sello de Energy Star es muy importante para identificar este tipo de productos.

De hecho, aunque el estándar Energy Star del gobierno de Estados Unidos para servidores fue creado solo tres meses antes de que la CDW hiciera la encuesta de eficiencia energética en informática, dos tercios de los ejecutivos con responsabilidad de contratación o compra de servidores dijo estar familiarizado con el estándar, y más del 90% dijo que muy probablemente su próxima compra de servidores seria un producto con el estándar Energy Star del gobierno. Más allá, el 92% de los encuestados con acceso a descuentos utilitarios afirmaron que estos se habían convertido en un incentivo importante para su inversión en equipos informáticos energéticamente eficientes.

Otra gran herramienta verde es la virtualización. Aunque algunas compañías aun tengan sus reservas en cuanto a esta tecnología, de acuerdo a otro estudio de la CDW, la mayoría de esas preocupaciones se evaporan cuando se ven reducidos los costos de energía en un 80% (provenientes de servidores) al adoptar tecnologías de vitalización.

Si estás listo para ver los beneficios de las tecnologías energéticamente eficientes, así es como puedes hacerlo.

Comprométete: Implementa políticas energéticas a nivel organizacional en informática. Asigna roles y responsabilidades, y provee las herramientas para monitorear y mejorar la eficiencia energética.

Actualiza con cuidado: Las compañías que fabrican equipos informáticos están constantemente mejorando la eficiencia energética de sus productos, así que busca activamente dispositivos que manejen poca energía y bajos voltajes que coincidan con tus necesidades. Te llevarás una sorpresa al ver lo rápido que se recupera la inversión.

Comienza con lo sencillo: Activa las opciones de administración de energía propias de los sistemas operativos de PCs y servidores. Entrena a tus empleados en prácticas eficientes como apagar sus computadores al finalizar la jornada y utiliza las herramientas de monitoreo de las "UPS inteligentes."

Evalúa el uso de energía: identifica y cuantifica todas las oportunidades que tengas para reducir el uso energético en informática y asígnales prioridad por costo/beneficio.

Mejora la eficiencia de los centros de datos: Las organizaciones pueden reducir el consumo de energía en los centros de datos entre un 10% y un 45% o más al implementar diseños basados en la optimización de servidores y almacenamiento, evaluaciones térmicas y sistemas de refrigeración.

Virtualiza lo que más puedas: Evalúa tu infraestructura, desde el escritorio hasta los centros de datos y analiza las diferentes tecnologías de virtualización disponibles hoy en día para disminuir el impacto de tu empresa, reduciendo requerimientos tanto energéticos como de refrigeración. Con la virtualización de servidores, probablemente la más conocida de las plataformas de virtualización, se puede reducir el número de servidores físicos, estantes, switches y cableado, disminuyendo el consumo energético como resultado. Un servidor común consume cerca de 5.000 kilovatios-hora de energía al año si está continuamente encendido. Eliminar solo un servidor, por ende, puede ahorrar cientos de dólares por año en energía. En promedio, los clientes pueden manejar entre 20 y 30 servidores por servicio de virtualización, volviendo fácil la decisión de volverse "verde". En cuanto a virtualización de equipos de escritorio, albergando y estableciendo aplicaciones en un centro de datos y quitando los discos duros a los empleados, se puede en gran medida reducir el consumo de energía. Aunque existe un buen numero de tecnologías para la virtualización de aplicaciones y PCs, es posible que haya entre 30 y 75 sesiones corriendo en un mismo servidor, lo cual resulta en una considerable reducción de consumo energético por escritorio.


Consolida el centro de datos: Muchas organizaciones no pueden virtualizar todo en el centro de datos. Sin embargo, consolidar múltiples servidores de bases de datos y switches de red puede resultar en un impacto muy reducido, lo que impulsaría la eficiencia energética.

Actualiza tus datos: desarrolla una estrategia de almacenamiento, archivando datos viejos o raramente utilizados y elimina los que estén duplicados. Como resultado, tu organización puede reducir el número de dispositivos de almacenamiento, recortando así el consumo de energía.

Silvio Sánchez

Soy la fundadora de TodoSalud.co, una estudiante de enfermería apasionada con la salud y la comunicación. Puedes seguirme en youtube, donde subo videos sobre maternidad; tambien en Instagram y Facebook :)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario