Son los libros electrónicos mas verdes que los tradicionales?

Expertos están en desacuerdo si el lanzamiento del servicio de libros electrónicos de Whitcoulls será bueno o malo para el medio ambiente.

Y es que desde este jueves, dos millones de libros electrónicos estarán disponibles desde su sitio web. Whitcoulls venderá además el lector Kobo, un dispositivo diseñado para leer este tipo de libros, aunque los libros pueden ser descargados y leídos en computadores, teléfonos inteligentes y dispositivos como el iPad.

Un estudio realizado por la firma estadounidense de investigación y medios Cleantech Group encontró que las emisiones de carbono producidas por los libros electrónicos eran muy inferiores a las producidas por la publicación tradicional. En promedio, el carbono emitido durante la vida útil de un lector Kindle de Amazon seria compensado totalmente después del primer año de uso, y cada año adicional de uso resultará en ahorros netos cercanos a 168 kilogramos de dióxido de carbono, dice el estudio.

Sin embargo, el estudio encontró que los lectores electrónicos no son tan "limpios" como se percibe. La fabricación de un Kindle produce 169 kilogramos de dióxido de carbono comparado con los 7.46 kilogramos producidos en la fabricación de un libro normal. Los lectores electrónicos también requieren electricidad para operar y no son tan ambientalmente amigables de desechar como los libros de papel.

Una "evaluación del ciclo de vida" de libros y lectores electrónicos realizada por el New York Times encontró que los libros tradicionales eran una opción mucho  más verde.

Un lector electrónico requiere de la extracción de 15 kilogramos de minerales y 265 litros de agua para producir sus baterías e imprimir sus tarjetas internas, dice, mientras que un libro utiliza 0.3 kilogramos de minerales y solo 7.5 litros de agua. Fabricar un lector electrónico consume 100 kilovatios de electricidad por hora y genera 30 kilogramos de dióxido de carbono, mientras que la de un libro consume 2 kilovatios por hora y produce 100 veces menos gases de efecto invernadero.

Para aquellas personas que disfrutan leer en la cama por la noche la mejor opción serian los lectores electrónicos, (los cuales usualmente tienen pantallas ahorradoras de energía) ya que las bombillas consumen más energía.

Otros estudios no toman partido, pero generalmente recomiendan visitar bibliotecas o comprar libros de segunda mano y afirman que estas son las opciones más verdes.

La tienda Borders en Australia, del mismo propietario de Whitcoulls (REDGroup) lanzó un servicio de libros electrónicos la semana pasada. La tienda está vendiendo el lector Kobo por 164.4 dólares, y los libros electrónicos entre 8 y 12 dólares cada uno. La Asociación de Editores de Australia le dijo al Sydney Morning Herald que los precios competitivos harán crecer el apetito por los libros electrónicos, pero la muerte de los libros tradicionales está lejos de suceder.

Por otra parte, el reciente iPad tiene su propia tienda en línea (iBook Store), y Google empezará a vender libros electrónicos en julio, que podrán ser descargados y leídos desde cualquier dispositivo electrónico, tanto móviles como de escritorio.

Silvio Sánchez

Soy la fundadora de TodoSalud.co, una estudiante de enfermería apasionada con la salud y la comunicación. Puedes seguirme en youtube, donde subo videos sobre maternidad; tambien en Instagram y Facebook :)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario