Sostenibilidad: la nueva revolución de las empresas

Volverse "verde" necesita ser una prioridad en las agendas de todas las organizaciones, bien sea mejorando operaciones de tecnología informática y de infraestructura, bajando los costos operativos, reduciendo o evitando gastos de capital, siguiendo iniciativas corporativas verdes o cumpliendo nuevas y complejas regulaciones tales como el Compromiso de Reducción de Carbono (CRC) del Reino Unido, ley de eficiencia energética que entró en vigor este abril.

Para muchas organizaciones, no solo se trata de aspectos básicos como apagar las luces y los monitores de los computadores. Se trata de ver lo "verde" como algo revolucionario (desde los sistemas de administración de energía y de carbón, pasando por soluciones de administración energética, crear, desarrollar y administrar una cultura de sostenibilidad corporativa, hasta llegar a la revolución de tecnología limpia.

C8 Consulting y Kyocera Mita invitaron recientemente a varios especialistas para que consideraran estos aspectos durante una reunión en Londres. Entre los participantes estaban la BCS (the Chartered institute for IT), Digital Surface Research, Henley Business School, Microsoft, Cambium, Doxense, Gillamor Stephens, la CIPFA (the Chartered Institute of Public Finance and Accountancy), 10:10, el Reading Borough Council, IBM, ecoXchange, Carbon Trust, Capgemini y el Crichton Carbon Centre.

Tony O'Donnell de Cambium LLP, quien ayuda a compañías de tecnología informática y de tecnología limpia a entender e incrementar las oportunidades de negocio creadas en la transición a modelos de negocios más sostenibles, argumentó el esquema del CRC y sus pensamientos en la oportunidad de mercado que este crea:

"El CRC provee un poderoso y a la vez temeroso medio para que las organizaciones empiecen a tomar el asunto de la sostenibilidad como algo serio" dice. "Este actuará como un canal para la adopción de tecnologías sin importar si son de informática o de innovación limpia."

O'Donnell adicionó: "Hoy, la concientización sobre el CRC y todas sus implicaciones varia grandemente, y hay muchas conclusiones poco agradables afuera en el mercado. Como este tiene un impacto empresarial tan amplio, no creo que exista una sola organización con todas las respuestas. Así que pienso que las asociaciones estarán a la orden del día y los canales para el mercado serán parte de la estrategia que la gente adoptará"

Chris Francis, quien se encarga de los programas gubernamentales en IBM, estuvo de acuerdo.

"Este es claramente un catalizador y tiene clausulas punitivas muy significativas en él" dijo Francis. "Lo que es importante, entonces, es asegurarse que las organizaciones estén sujetas a sus procesos empresariales y de administración de energía."

Las organizaciones, prosiguió Francis, necesitan saber cuáles son los procesos empresariales que dan paso a responsabilidades reglamentarias, a riesgos, y que son potencialmente insostenibles o ineficientes en cuanto a operación de recursos, y una vez que se sabe esto podrán transformar su negocio alrededor de las soluciones. Al final ese es nuestro interés porque nuestro sector está enfocado a ser una red proveedores de soluciones energéticas eficientes por medio de desplazamientos tecnológicos, substituciones de viajes y optimización de negocios.

Es también importante tener un claro monitoreo de procesos por adelantado para medir como les está yendo a las organizaciones una vez se hayan inscrito en el programa, agregó Ben Burfoot, gerente de sostenibilidad de la Dirección Ejecutiva del Reading Borough Council.

"Aquellos que se estén inscribiendo al estándar Carbon Trust y aquellos que ya tienen algunas cosas en su puesto, tendrán al final una ventaja competitiva," Afirmó Burfoot. "Necesitas enfocarte en tener en perfectas condiciones los sistemas de monitoreo al principio, pues si encuentran que las emisiones de carbono están en todos lados, te creará problemas reales en términos de créditos de carbonos organizacionales."

Lo más probable es que el CRC tenga efectos dramáticos en las organizaciones empresariales británicas, dice Harry Morrison, director general del Carbol Trust, una compañía independiente sin ánimo de lucro establecida por el gobierno del Reino Unido para tomar la iniciativa en tecnologías de poca emisión de carbono.

"Esto transforma totalmente el panorama de miles de organizaciones para que tomen el asunto del carbono más seriamente," dijo Morrison. "Pienso que cambiará totalmente la forma en que piensan sobre el carbono. Y en orden de ajustarse exitosamente con el CRC, necesitarán tener una estrategia a largo plazo y traer un número de personas diferentes para trabajar en distintos departamentos, tales como el departamento legal, contaduría, la dirección ejecutiva y también en el equipo de relaciones públicas para promocionar el buen desarrollo en temas de carbono. Ya hemos visto algunas organizaciones como Microsoft y Kyocera Mita ejecutando estos pasos para manejar efectivamente sus emisiones. Existe gran liderazgo allá afuera y definitivamente se está construyendo una plataforma a largo plazo."

"Aun así, mirando al futuro, existe un detalle al tiempo que el CRC apunta más alto para evaluar el rendimiento corporativo. Todas las organizaciones van a tener una seria etapa de recolección de datos y de pensar sobre sus procedimientos y procesos de administración. Así que el reto es, con el fin de ser líderes en el área, que van a hacer después para probar que las suyas son organizaciones sostenibles a futuro.

Eso significa que las organizaciones tendrán que trabajar para estar a la delantera, afirmó Tracey Rawling Church, gerente de marca y reputación en Kyocera Mita, una compañía comprometida con la optimización del flujo de documentación.

"Tienes que poner atención, " dice. "Los diferenciadores rápidamente se convierten en factores higiénicos, así que necesitas enfocarte bien constantemente, más allá del cumplimiento. El asunto del momento es que las estrategias de sostenibilidad están siendo impulsadas en mayor medida por la legislación, y se necesita que haya un enfoque holístico para encarar todos estos aspectos."

"Hay muchas iniciativas de responsabilidad social corporativa en marcha e iniciativas en tecnologías informáticas tales como servicios administrados de impresión, consolidación, virtualización, entre otras. Pero si le preguntas a estas compañías si están haciendo esto por el CRC probablemente no sea el caso y probablemente ni siquiera tienen idea de que es," agregó Jonathan Tapp de Capgemini, una firma especializada en consultoría, tecnología y servicios de outsourcing.

Edificio Transoceánica; www.plataformaarquitectura.cl
A pesar de la falla de la cumbre de Copenhage el año pasado y de la falta de compromiso de países como Australia y Estados Unidos, el Reino Unido y la Unión Europea están avanzando y tomando el liderazgo en sostenibilidad, dijo Darren Shipard, CEO de Digital Surface Research, empresa que ayuda a los edificios a bajar sus emisiones de carbono y costos operativos al direccionar la luz natural hacia el interior.

"Como australiano viviendo en el Reino Unido, desde mi perspectiva es un momento emocionante para estar aquí," dijo Shipard. "El CRC traerá unos cuantos beneficios a nuestro sector tales como estimular a los negocios para que midan y monitoreen distribuidores de equipos. Estimulará las nuevas oportunidades de remodelación y, con iniciativas como Threadneedle y Stanhope, las cuales apuntan a convertir edificios normales en unos más energéticamente eficientes y amigables con el ambiente, se ayudará a darle a los edificios un matiz más competitivo y atraer nuevos propietarios. El reto que veo con el CRC, sin embargo, esta en las expectativas y en que la ponderación más alta está dada para el rendimiento energético en futuras edificaciones sobre su rendimiento anterior. Veo muchos asuntos derivándose de esto y no estoy seguro que los sistemas y los recursos estén en su lugar para lidiar con ellos."

El CRC está teniendo alcances "verdes" dentro de las organizaciones y en particular, en el departamento de contabilidad, agregó john Maddocks de CIPFA.

"Sé que incurro en una generalización pero los contadores han estado relegados de todo lo que tenga que ver con huellas de carbono y reportes de sostenibilidad," Dijo Maddocks. Pero está comenzando a darse lo contrario y es un momento muy emocionante mientras que el CRC y los pagarés de emisiones de carbono se conviertan en parte de los reportes financieros. La tesorería ha producido un proyecto de exposición sobre reportes de sostenibilidad para el gobierno central, el cual establece una serie de indicadores ambientales claves y se encuadra en el Marco de Reportes Conectados de Contaduría para la Sostenibilidad. Es solo un borrador por el momento, pero este podría impulsar tales iniciativas en el resto del sector público.

Mike Bonaventura del Crichton Carbon Centre, agregó: "Una de las cosas que me gusta sobre el CRC es que este enfoca las mentes y crea más conciencia, haciéndose muy tangible. La gente intuitivamente entiende la noción de la eficiencia energética y de lo que se trata, pero el CRC lo que hace es llevar esto a una audiencia más amplia."

Así que hay mucho de qué hablar sobre el CRC, las oportunidades, los beneficios y los retos. Pero, como están hablando en "verde" las organizaciones  y haciendo la transición para cambiar la cultura y crear compromiso en sus compañías?

Pip Errington, CEO de ecoXchange, un sitio de negocios ecológicos, dijo que él cree que hay dos razones clave para volverse "verde": bien sea porque ello contribuye a tener una organización más eficiente o porque esto diferencia a las compañías en el mercado.

"Durante un par de años hemos estado viendo negocios emergentes en tecnología informática verde y nuevas formas ecológicas de hacer las cosas, y hemos estado asistiendo una gran cantidad de reuniones empresariales donde la gente de negocios suele estar muy confundida," dijo Errington. "Son capaces de identificar los aspectos de volverse más eficientes y el potencial para diferenciarse de sus competidores, aunque suelen hacer preguntas como 'que provecho podemos sacar de esto?', o 'ayudará esto a mi empresa?' o, más importante aún, 'Como ahorraremos dinero con esto?'."

"Estamos viendo a muchos clientes probando maneras practicas para comprometerse, y no solo ellos, sino el conjunto de sus compañías y sus empleados. Ellos quieren comprometer a su equipo, sacar a relucir la 'charla verde', y hacer que tome sentido esta charla dentro de la organización."

Tracey Rawling Church estuvo de acuerdo. Por ejemplo, ella apuntó al desarrollo del nuevo centro de innovación en tecnología verde de Kyocera Mita en Londres (donde fue realizada la reunión), el cual fue desarrollado como una oportunidad para que la compañía se diferencie de su competencia.

"Como negocio sostenible, tienes la oportunidad de influenciar otras organizaciones de modos diferentes," dijo Rawling. "Cuando desarrollamos este centro de innovación tecnológica, contratamos una compañía de reparaciones regular para la remodelación. Les dimos unas instrucciones para que hicieran el edificio lo más sostenible posible dentro de los parámetros que tiene el edificio existente del cual somos propietarios. El beneficio de haber hecho esta conversión para la compañía que contratamos fue que ellos ahora reconocen que hay una oportunidad de mercado para hacer adecuaciones sostenibles."

Y agregó: "Hay muchísima colaboración en curso entre un buen numero de organizaciones y aquí es donde se encuentra el futuro del suministro de soluciones que, en últimas, resultan ser más eficientes en el uso de recursos."

Richard Zaltzman de Microsoft estuvo de acuerdo con Rawling. Dijo que las compañías que adoptan iniciativas sustanciales en sus primeras etapas "cosecharán los beneficios en el largo plazo."

Comentando sobre las propias iniciativas verdes en tecnología informática de la empresa, Darren Strange, quien es el encargado del departamento de sostenibilidad ambiental de Microsoft, dijo que las iniciativas fueron adoptadas en mayor medida debido a la demanda de los clientes.

"En realidad no tenía nada que ver con ahorro de costos y eficiencia al principio," dijo Strange. "Al hablar con los clientes, sin embargo, era claro que esto si importaba para ellos. Hubo una creciente importancia en la necesidad de alcanzar objetivos sostenibles, así que empezamos a mirar como podríamos ayudar y cual software podría contribuir. En Microsoft tenemos un mantra sobre 'Comer tu propia comida para perros,' que no significa otra cosa que no sacar productos al mercado sin antes usar tales productos en nosotros mismos para mejorarlos, y entonces venderlos. Así que miramos en que éramos buenos trabajando y como podríamos utilizar nuestro software para reducir costos de energía y huellas de carbono en nuestras operaciones. Ahora que sabemos que es lo que funciona, nos sentimos con capacidad para decirle a nuestros clientes sobre esto."

Morrison, del Carbon Trust, hizo eco de las declaraciones de Strange.

"Lo que emocionará a la gente es como puedo responder a la demanda de mis clientes" dijo. "El debate sobre sostenibilidad parece estar estancado en la eficiencia y el ahorro de costos al día de hoy, mas este no es el futuro de los negocios".

El debate sobre sostenibilidad también necesita personal de la parte baja, agregó Hannah Sharp de 10:10, un proyecto cuyo objetivo es reunir a todos los sectores de la sociedad para reducir las emisiones de carbono en 10% para 2010.

"10:10 se trata de darle empoderamiento a ciertas acciones en los niveles (corporativos y sociales) más bajos y nos apoyamos en un gran seguimiento, con 2.500 negocios inscritos este año," dijo. "En algunos casos, algunos individuos pioneros se las han arreglado para persuadir a sus compañías en que se inscriban a la campaña y han logrado llegar a varios de los niveles de mando. El crecimiento del entusiasmo, a pesar de los compromisos del CRC, le ha permitido a las compañías ver resultados reales y disminución de costos en las acciones que ha realizado cierto personal por su cuenta."

Richard French de BCS, the chartered institute for IT, anotó: "Tratar de mostrar a la gente que ser activos en la forma correcta y verificar que se está siendo “verde"  serán los retos principales a futuro."

"Lo importante aquí es que tenemos una visión general y misiones desde 'Ya,' " agregó Burfoot. "Hemos producido una estrategia para el cambio climático que apunta a guiarnos en la dirección correcta y la visión general era ser un pueblo con bajas emisiones de carbono. Queríamos que este fuera un sitio que se enfocara en la innovación sobre una agenda particular, donde se puedan hacer negocios. Y es entonces cuando surge la iniciativa DeCREASE. Reconocimos que necesitábamos algo más veloz y más grande que simples proyectos de eficiencia energética. Necesitábamos colaborar con otras organizaciones."

Al momento de contratar, las compañías también se están esforzando en reclutar e invertir más en el sector sostenible, dijo Steve Lavelle de Gillamor Stephens, una firma de reclutamiento europea del sector de tecnología informática.

"Trabajamos con un amplio rango de compañías, desde pequeñas hasta grandes, y hay una gigantesca cantidad de inversión en el sector de tecnología limpia actualmente," dijo Lavelle. "El negocio es muy cíclico y, habiendo pasado por una gran crisis que impactó el sector masivamente, se está recuperando de nuevo y además convirtiendo en algo más competitivo a nivel global. El talento definitivamente está creciendo y vemos cada vez más gente en etapas iniciales de sus carreras queriendo ser incluidos en industrias sostenibles.

Así que, de ahora en adelante, como pueden comprometerse los negocios para tener una mayor sostenibilidad?

Lee Schofield de la compañía de administración de impresiones Doxense, dijo: "Muchas compañías no hacen investigaciones y no se dan cuenta de cuáles son las ventajas de tener una estrategia sostenible. Se está convirtiendo en nuestro trabajo el comprometernos con nuestros clientes para ayudarlos a darse cuenta de estos beneficios, y es entonces cuando esto se vuelve una prioridad para ellos. Así nosotros podemos empezar a hablarles sobre lo que podemos hacer para ayudar."

Steve Downing del Henley Business School agregó: "La sostenibilidad implica un cambio de paradigmas. Aunque la eco-eficiencia es algo necesario y maravilloso, el cambio que estamos haciendo lo que trata es de entender el caso de negocio para la sostenibilidad. Trata de profundizar el entendimiento y acelerar el cambio, y la forma que hacemos esto es a través de la comunidad. Se trata de colaboración entre las organizaciones y de construir una comunidad de confianza entre quienes participamos."

"La visión que hemos estado probando en el mercado es que las compañías pueden ayudarse unas a otras al ser parte de agrupaciones colectivas para desarrollar proyectos (bien sean sociales, éticos o ambientales). Ellas pueden colaborar durante meses en varios proyectos, aprender de las demás, usar esto para cambiar su cultura y así revolucionar el modelo actual de negocios."

Downing agregó que "existen tres razones claves para ser sostenible: primero, por la legislación; segundo, porque es algo que te va a hacer ahorrar dinero; y por último, porque es lo correcto cultural y éticamente hablando."

Por último, Morrison concluyó diciendo que "en el futuro, los clientes pedirán esto, pues querrán hacer lo que es correcto."

Imagen de portada por: cideu.org

Silvio Sánchez

Soy la fundadora de TodoSalud.co, una estudiante de enfermería apasionada con la salud y la comunicación. Puedes seguirme en youtube, donde subo videos sobre maternidad; tambien en Instagram y Facebook :)