Nueva tecnología para crear combustible mediante dióxido de carbono y luz solar

Nueva tecnología para fotosintetizar combustible podría lograr que los automóviles que utilizan combustibles fósiles funcionen con dióxido de carbono y luz solar.

Los reactores solares en diferentes partes del mundo pueden tomar dióxido de carbono para convertirlo en monóxido de carbono y los mismos reactores pueden ser utilizados también para convertir agua en hidrogeno y oxigeno. Ambos pueden ser combinados con un catalizador para formar hidrocarburos, en una técnica conocida como el proceso Fischer-Tropsch.

Los combustibles que son creados de esta manera son lo suficientemente similares a aquellos utilizados actualmente en automóviles que no se necesitarán mejoras considerables en el motor o la adición de nuevas estaciones de gasolina para su implementación. Si el combustible pudiera ser hecho enteramente de carbono atmosférico, un automóvil funcionando con tal combustible seria neutro en carbono.

Es así como una máquina para tal propósito, llamada CR5 (Counter Rotating Ring Receiver Reactor Recuperator), creada por un equipo de científicos de los Laboratorios Científicos Sandia en Albuquerque, Nuevo México, captura dióxido de carbono de las chimeneas de una planta de energía. Sin embargo, en el futuro, esperan extraerlo directamente del aire.

El sistema utiliza un espejo parabólico gigante, el cual concentra la luz del sol en dos cámaras separadas por anillos giratorios de oxido de cerio. Mientras el anillo voltea, el oxido de cerio es calentado a 1500 grados centígrados y libera moléculas de oxigeno en una de las cámaras, para luego ser evacuado.

Mientras el anillo gira, el cerio que ahora se encuentra desoxidado se mueve dentro de la otra cámara. Este se bombea con dióxido de carbono y después toma una de las moléculas de oxigeno, creando monóxido de carbono y oxido de cerio.

Otro equipo en el Instituto de Tecnología Federal Suizo, en Zúrich, utiliza un sistema similar, pero con oxido de calcio, oxido de zinc y vapor, los cuales pueden crear vapor de hidrogeno y monóxido de carbono. Su sistema se encuentra en una etapa en la que ya puede utilizar dióxido de carbono de la atmosfera.

Por el momento, los dos reactores tienen problemas. El sistema del equipo de Nuevo México actualmente trabaja por algunos segundos en cada uso, mientras el modelo suizo corre a un máximo de 10 kilovatios. Sin embargo ambos esperan mejorar la confiabilidad y el rendimiento.

Crear combustible utilizable proveniente de energía solar es una manera promisoria de mantener la demanda energética mundial satisfecha y a la vez minimizar las emisiones de carbono, afirmó Ken Caldeira de la Institución Carnegie de Washington en la Universidad de Stanford, California. "Esta área mantiene la promesa de tecnologías que puedan producir grandes cantidades de energía neutra en carbón a precios razonables, la cual podría ser utilizada donde y cuando sea requerida," dijo Caldeira.

"Esta es una de las pocas áreas tecnológicas que podría revolucionar nuestro futuro energético."

Imagen: Sandia National Laboratories.

Silvio Sánchez

Soy la fundadora de TodoSalud.co, una estudiante de enfermería apasionada con la salud y la comunicación. Puedes seguirme en youtube, donde subo videos sobre maternidad; tambien en Instagram y Facebook :)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario