USGBC: Modernismo con una misión

El edificio de la casa matriz del USGBC (Consejo de Edificios Verdes de Estados Unidos) en Washington D.C. es tan único como se podría esperar que fuese. En el mundo de las organizaciones sin ánimo de lucro, el Consejo de Edificios Verdes de Estados Unidos, de 16 años, no puede ser estrictamente llamado una organización vieja. Sin embargo, el grupo está emergiendo de una adolescencia ligeramente incomoda, donde está creciendo a pasos agigantados. Entre diciembre de 2003 y diciembre de 2005, el personal del consejo fue casi duplicado, pasando de 31 a 60 empleados y, no mucho después de trasladarse a unas oficinas cercanas al Dupont Circle en Washington D.C. a finales de 2006, se hizo claro que el grupo necesitaría prontamente un cuartel general más grande.

El liderazgo de USGBC vio su siguiente traslado de un edificio de oficinas de dos plantas a uno de 10, unas cuadras más allá, como una oportunidad: "Nuestra organización está creciendo y necesitábamos un espacio físico que expresara eso" explica Linda Sorrento, la directora de asociaciones educativas y gerente del nuevo proyecto de la oficina del consejo. La tarea de los arquitectos, la central de Envision Design de D.C, fue crear un ambiente "moderno, eterno y limpio", dice Ken Wilson, uno de los directivos de la firma. El trabajo de 8.7 millones de dólares, terminado a principios de este año, brindó satisfacción al mandato de legitimidad empresarial sin resultar estéril. Por ejemplo, en el área de la recepción, terrazas de pisos blancos contrastan con paredes vestidas de maderas de distintos tonos y, desde atrás, con una escalera abierta de acero y vidrio.

Por debajo de esta agradable combinación de biofilia y modernismo hay algunas estrategias serias y sostenibles. Una de las fundamentales es la adaptabilidad que debe permitir la inclusión de otros 100 empleados, en adición a los actuales 200, sin necesidad de una construcción o demolición mayor. Las oficinas tienen un diseño modular con particiones desmontables y accesorios de luces con bajos voltajes que pueden ser conectadas a nuevos interruptores sin mayor cableado. Además, un sistema de control mecánico inalámbrico debe también hacer de la relocalización de termostatos y cajas del sistema de aire variable (VAV) algo relativamente sencillo.

Antes que el equipo de diseño comenzara a seleccionar accesorios de luces y cajas VAV, el agente de bienes raíces, Richard Ellis (CBRE), negoció un "contrato de arrendamiento verde" con el dueño del edificio. De las muchas provisiones del acuerdo, una de las más significativas provee sub-mediciones de consumo de energía, haciendo a la USGBC responsable solo por lo que usa. Aunque el edificio, que data de mediados de la década de 1970's, tiene una nueva pared-cortina de alto rendimiento y sistemas mecánicos actualizados, el consejo planea más mejoras. "El inquilino debe ver el beneficio de estas inversiones," dice Jennifer Ralph, una agente de CBRE.

Características de reducción de consumo instaladas por la USGBC recorren la gama desde orinales sin agua e inodoros de doble descarga hasta un sistema de ventilación controlado con recuperación de calor para las salas de conferencias. Sin embargo, el elemento más innovador en conservación de recursos puede ser el espacio de circulación que recorre el borde de la placa del piso, en primera instancia, a lo largo de la pared-cortina del costado sur. La idea, eventualmente denominada el "eco-corredor" por el equipo del proyecto, fue al principio propuesta como una forma de hacer las áreas de oficina abierta lo mas democráticas posibles. Al arrastrar las estaciones de trabajo lejos del perímetro, "cada uno tiene una ventana, y nadie tiene una ventana," explica Wilson.

El ingeniero mecánico, Paul O'Brien, presidente de GHT, con base en D.C, reconoció que el diseño tiene implicaciones de ahorro energético. Desde que la gente solo viaje a través de esta zona, sus umbrales inferiores y superiores de temperatura pueden ser diferentes a los del resto de la oficina, explica. Los ahorros serán más grandes en verano, cuando los requerimientos de energía para aclimatar el perímetro caerán en 5 por ciento por cada grado de temperatura por encima de aquellas áreas que están ocupada más regularmente, de acuerdo a GHT.

El concepto también trabaja con las ventajas del esquema de luz natural. "En muchas oficinas con escritorios cerca de las ventanas, los ocupantes bajan las persianas para evitar el brillo y así privan a los demás de la luz natural," apunta Dane Sanders, un ejecutivo de Clanton & Associates, los asesores de iluminación, con base en Colorado. Con los escritorios alejados de la pared-cortina, la luz natural tiene menos posibilidades de interferir con las superficies de trabajo.

Clanton sugirió que la alfombra de colores claros puede contribuir a la estrategia del eco-corredor. Esta transforma el piso en una plataforma de luz, mejorando la penetración de la luz solar reflejada y ayudando a reducir la dependencia de luz eléctrica.

Soluciones creativas como el eco-corredor, que atraviesa los límites entre disciplinas del diseño, son gran parte de la razón por la que las oficinas de la USGBC ganaron 94 puntos LEED - 14 más que el mínimo requerido para la calificación platino bajo el renovado sistema de calificación. Aunque el equipo evaluó regularmente la sede con base en la versión conocida como LEED 2009, para Wilson, el proyecto no fue un ejercicio fortuito. "Tratamos de tomar cada decisión sobre las bases de presupuesto, sostenibilidad y funcionalidad."

Silvio Sánchez

Soy la fundadora de TodoSalud.co, una estudiante de enfermería apasionada con la salud y la comunicación. Puedes seguirme en youtube, donde subo videos sobre maternidad; tambien en Instagram y Facebook :)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario