Lujoso Plug-in híbrido Karma hace su debut

Los vehículos eléctricos están ganando popularidad en medio de los altos precios en los combustibles, pero pueden crecer los plug-in híbridos en el mercado?

Grandes inversiones se están dando en tecnología verde, lo que podría resultar en grandes ganancias para la industria automotriz y sus aliados, mientras el tan esperado primer grupo de Fisker Karma salga al mercado en 2012. Los vehículos eléctricos, en especial los plug-ins híbridos como el Karma de Fisker y el Chevrolet Volt de General Motors, están ganando popularidad en medio de los altos precios de los combustibles.

La pregunta es si el mercado puede crecer a largo plazo con la economía de EE.UU. fallando y si continuará el alto costo de estos vehículos.

Por ahora, los fabricantes de automóviles tienen razones para estar satisfechos con la respuesta de los consumidores hacia la tecnología.

Unas 3.000 personas ya están haciendo fila para comprar uno de los plug-ins híbridos Fisker de lujo, los cuales cuestan alrededor de 100.000 dólares.

El Karma es similar al Volt, cambiando a gas una vez la batería se agota, una característica que, para algunos consumidores, hace que este sea una opción más apetecible que el mismo Nissan Leaf, que es solamente eléctrico.

De hecho, la amplia gama del Karma es una razón por la cual Ray Lane, socio y gerente de la firma de inversiones Kleiner Perkins Caufield & Byers, quiso apoyar a Fisker. Lane recibió su propio Karma el pasado martes.

"Él había visto los planes de negocio para nuevas empresas de vehículos eléctricos antes, y la mayoría le parecieron ‘ideas claras’ que probablemente no funcionarían. Para cada comprador de vehículos se hace necesario algún tipo de compromiso, como la aceptación que estos vehículos tienen un alcance limitado", escribe David Baker para The San Francisco Chronicle.

La firma ha invertido cientos de millones de dólares en tecnologías ecológicas durante los últimos años.

De acuerdo con GigaOM, Fisker representa una entre seis u ocho empresas de tecnología verde de las cuales Kleiner cree pueden ofrecer grandes beneficios a la empresa.

Karma tiene un paquete de baterías de litio-ion de 22,6 kilovatios-hora que puede dar energía al automóvil durante un máximo de 50 millas, sin la necesidad de utilizar gasolina. Después de eso, los 2.0 litros de inyección directa y turboalimentado de cuatro cilindros de gas se encienden para actuar como rango extensor, generando energía eléctrica para alimentar a la par los motores de 150 kilovatios de electricidad que impulsan las ruedas traseras, lo que le da al automóvil un rango total de cerca de 300 kilometros.

El sedán para cuatro pasajeros tiene una velocidad máxima de poco más de 201 kilómetros por hora y acelera de 0 a 96 en 5,9 segundos. Fisker indica que en el mundo real la conducción del Karma puede alcanzar el equivalente a 161 kilometros por galón.

Diseñado por Henrik Fisker, que anteriormente fue el director de diseño de Aston Martin y el presidente y consejero delegado de BMW Designworks USA, el Karma será ensamblado en Valmet Automotive, Finlandia, y se venderá en Norteamérica a través de una red distribuidora de marcas de lujo.

Según VentureBeat, Fisker Automotive también está trabajando en un sedán híbrido plug-in llamado N-1 que costará entre 35.000 y 50.000 dolares. El Chevrolet Volt, también un plug-in híbrido, se vende por 41.000 dólares actualmente.

Fisker Automotive es una compañía de automóviles estadounidense fundada en 2007.

Juan Camilo Gonzalez

Soy la fundadora de TodoSalud.co, una estudiante de enfermería apasionada con la salud y la comunicación. Puedes seguirme en youtube, donde subo videos sobre maternidad; tambien en Instagram y Facebook :)