Lecciones de sostenibilidad desde la gran manzana


Mientras New York lidia con una creciente población y una incesante demanda por electricidad, la gerencia de sostenibilidad esta ocupando lugares relevantes en la agenda. Según Steven Cohen, el director del Earth Institute de la Universidad de Columbia, toca este tema y otros en su libro Gerencia de la Sostenibilidad: lecciones desde New York, América y el planeta.

Según Cohen, la acumulación de basuras ya no es económica o gratis y la organización que sabe como reducirlas es la que tiene la ventaja competitiva y por ende el dinero para llevarla a cabo, cosa que no pueden hacer actores menos relevantes. El manejo de la sostenibilidad significa una producción económica y un consumo que pueden minimizar el impacto ambiental y maximizar la conservación y reutilización de los recursos. Si la polución es vista como una forma de desecho, entonces lo mas lógico es no crear desechos, no crear aquello que ayude a descontaminar una vez producido el desecho. Si un producto es creado con los menores materiales posibles, y esos materiales no escasean, entonces el producto es muy probable que sea menos costoso de fabricar.

Con respecto a California, afirmó que aún con todos los problemas que tiene, California es el estado mas eficiente en consumo y producción de energía dentro de los Estados Unidos. Mientras en el resto de los Estados Unidos el uso de electricidad se incrementó en un 50 por ciento durante los últimos 30 años, en California el consumo eléctrico permaneció relativamente plano, debido a la creación de políticas arquitectónicas claras y la aplicación de programas de eficiencia energética y de estándares medioambientales. California tuvo la capacidad de alcanzar esto al establecer códigos de construcción y mediante la estimulación de empresas para mejorar la eficiencia en sus operaciones. La forma en que se logró esto fue ingeniosa: en lugar de crear instituciones estatales para tratar de solucionar los problemas relacionados con el sector privado, los fondos recibidos para propósitos de energía renovable están a manos del sector privado. Sin embargo, las utilidades solo se pueden invertir en proyectos de eficiencia energética. Ya que la mayoría de las utilidades están en la generación y distribución de energía y no en su ahorro, mucho del trabajo de eficiencia energética en California se ha delegado a compañías que se especializan en ello.

Con respecto a los gobiernos, indicó que el gobierno debe desarrollar políticas que no sean movidas por intereses particulares para ser confiable de nuevo, aparte de desarrollar entidades modernas, capaces y ágiles. Desarrollar una economía verde requiere acción gubernamental, pero antes de que pueda empezar a actuar, debe ganarse la confianza de la gente, y para ganarse la confianza debe tener instituciones solidas.

La sostenibilidad en muchas organizaciones requiere un cambio dramático en la cultura de la gerencia. Hace dos décadas, muy pocas organizaciones tenían departamentos de tecnología informática y CIOs (Jefes de Información). Hoy, muy pocas de esas grandes empresas no tienen estos aspectos, por no decir ninguna. Entonces, en épocas muy próximas, veremos la creación de CSOs (Jefes de sostenibilidad) en las empresas mejor dirigidas. La sostenibilidad requiere capacidades organizacionales, aprendizaje organizacional y la educación de todos los miembros de la organización en este tema. En parte, la gente debe aprender a pensar sobre la utilización de los recursos y la generación de desechos de una nueva forma.

En cuanto a ciudades sostenibles y si estas están siendo mejores en países en desarrollo, Cohen afirmó que hay que saber primero que es una ciudad sostenible. La definición de ciudad se ha entendido como un lugar que se desarrolla y diseña asincrónicamente con los ecosistemas, pero de hecho, es sobre todo un lugar dominado por actividades humanas. La concepción de ciudad sustentable del señor Cohen se basa en percibirla como un lugar que utilice la menor cantidad de recursos no renovables y que además tenga el menor impacto medioambiental a las afueras de la misma. Muchas ciudades en el mundo en desarrollo carecen de una buenas infraestructuras de transporte, acueducto, alcantarillado, de vivienda y de energía. La falta de estos sistemas hace de estas ciudades, menos sostenibles. Pero proveen a la vez una oportunidad para la construcción de sistemas modernos y sostenibles. Las ciudades en el mundo desarrollado necesitan mejorar su infraestructura; aquellas en países en desarrollo necesitan construir desde ceros.

Los retos principales de sostenibilidad para las ciudades son en primer lugar, la energía renovable y la eficiencia energética. En ciudades como New York se presentan muchos inconvenientes para instalar por ejemplo, paneles solares, ya que la ciudad no tiene un clima adecuado para esto, no tienen el espacio requerido en techos o ventanas y el sector privado no esta dispuesto (solo con excepciones) a invertir debido a los riesgos implícitos.

En segunda instancia, el asunto de combinar desechos es uno de los asuntos que más afectan la calidad del agua en ciudades de la antigüedad de New York. Los desechos de nuestros hogares son combinados con los desechos producidos en las calles antes de ser enviados a la planta local de control de desechos. Por ultimo, es difícil imaginar un sistema mas dañino para el medio ambiente que el que ya existe en New York. La basura es la parte menos sostenible de la infraestructura ambiental. Los ocho millones de residentes y los millones de negocios, proyectos de construcción y visitantes generan cerca de 36.200 toneladas de basura cada día.

Como conclusión, Cohen afirmó que el corazón de la sostenibilidad es el asunto de la energía. A menos que terminemos nuestra dependencia de combustibles fósiles, no podremos desarrollar una economía sostenible a largo plazo. Existen tres razones para esto: la primera, que los combustibles fósiles emiten gases de carbono y otros agentes que polucionan cuando son utilidades. La segunda, que extraer estos recursos causa daños irreparables en los ecosistemas. Y tercero, que los combustibles fósiles son finitos y mientras se van acabando se irán poniendo costosos. Si podemos desarrollar energías renovables a bajo precio, podremos superar estos problemas y seguir por el camino que nos desvíe de una crisis climática.

Silvio Sánchez

Soy la fundadora de TodoSalud.co, una estudiante de enfermería apasionada con la salud y la comunicación. Puedes seguirme en youtube, donde subo videos sobre maternidad; tambien en Instagram y Facebook :)