Energía Solar Espacial, una posibilidad ilimitada

Ingenieros aeroespaciales en Escocia han encontrado una manera novedosa para superar una de las principales fallas de la energía solar: su inconsistencia.


Aunque grandes cantidades de energía están siendo generadas en todo el mundo gracias al sol, la energía se ve significativamente afectada por cambios en el clima, además que de noche, por supuesto, ninguna energía puede ser generada.

Para superar estos problemas, investigadores de la Universidad de Strathclyde están trabajando con colegas europeos, japoneses y estadounidenses para poner estaciones de energía solar en órbita.

Una estación satelital de energía solar puede ser capaz de evitar las variaciones en el clima. Según el equipo de investigadores, esta puede enviar la energía recolectada a la tierra en forma de microondas o láseres.

Según Massimiliano Vasile, jefe del equipo de investigación, la tecnología puede ser utilizada en escenarios de desastre donde la energía escasee en la tierra. La energía podría ser disparada directamente desde el satélite, afirmó Vasile.

“El espacio es una fantástica fuente para recolectar energía solar y tenemos la ventaja de estar en la capacidad de obtenerla a pesar de la hora del día o aún en las peores condiciones climáticas”, afirmó Vasile en una declaración. “Al usar tanto microondas como láseres tenemos las posibilidad de disparar la energía hacia la tierra, y directamente hacia áreas específicas. Esto puede proveer una fuente de energía confiable y de alta calidad, además de eliminar la necesidad de almacenar energía proveniente de fuentes en la tierra ya que se lograría un constante envío de energía solar”.

Vasile agregó: “Inicialmente, pequeños satélites estarían en la capacidad de generar suficiente energía para una ciudad pequeña pero tenemos la intención, y de hecho, la tecnología disponible, para algún día poner en el espacio grandes estructuras que puedan generar suficiente electricidad para una gran ciudad”.

Otro potencial de la este proyecto sería el envío de energía a misiones espaciales. Las misiones tripuladas a la luna o Marte, o exploradores espaciales no tripulados podrían beneficiarse de un suministro continuo de energía.

El proyecto solar es parte de la rama europea de un estudio conducido por el Instituto de Conceptos Avanzados (NIAC por sus siglas en inglés) de la NASA. El equipo de investigación de la universidad de Strathclyde es parte de un consorcio internacional que reúne científicos estadounidenses y japoneses.

El estudio del NIAC busca un nuevo diseño conceptual para satélites solares a gran escala. Por su parte, el equipo de Strathclyde tiene la tarea de desarrollar “soluciones innovadoras para los elementos estructurales y nuevas soluciones para la órbita y el control satelital”.

El mes pasado, un equipo de estudiantes de ciencia e ingeniería en Strathclyde desarrolló una innovadora “red espacial”, experimento que fue llevado en un cohete desde el ártico hasta el espacio. Conocido como Suaineadh, el diseño demostró que grandes estructuras pueden ser construidas encima de una red giratoria liviana, estableciendo el camino para una nueva etapa en la tecnología solar.

Silvio Sánchez

Soy la fundadora de TodoSalud.co, una estudiante de enfermería apasionada con la salud y la comunicación. Puedes seguirme en youtube, donde subo videos sobre maternidad; tambien en Instagram y Facebook :)