Crisp: una artística y ecológica funda para tu iPhone




Hecha de bambú ecoamigable, la funda Crisp tiene interesantes diseños provenientes de artistas locales.

El proyecto nació de un grupo de amigos universitarios, liderados por Michael Piekarski en "un viaje para combinar el amor incondicional por los productos de Apple, el cariño por el arte y una actitud amigable con el ambiente en un producto" según escribe Piekarski. El equipo "ha enfocado estas pasiones en la creación de estas ecofundas grabadas con láser y producidas localmente con bambú californiano.


Para la fabricación escogieron el bambú porque es un símbolo de su compromiso ecológico. Teniendo el medioambiente en mente, el equipo decidió usar bambú como su lienzo en blanco debido a que este es una alternativa verde a las comunes fundas para iPhone hechas de plástico que todos conocemos. El bambú es una fuente renovable de madera con el mayor potencial de reforestación en el mundo. Las fundas son producidas localmente en Tampa Bay, Florida, y la naciente compañía se ha asociado con negocios locales de arte y artistas independientes para dar un empuje a su trabajo, asegurándose que parte de las ganancias del producto vayan a los mismos artistas.


En cuanto a la durabilidad, el bambú ofrece mucha resistencia a los dobleces y tiene excelente fuerza ante la compresión. Según Piekarski, "probamos nuestros productos con algunos desafortunados 'accidentes' y se mantuvieron tan bien como pensamos". Además, para el usuario, el bambú es lo suficientemente ligero como para no convertirse en un problema en el bolsillo.

El producto es además personalizable. Aunque se puede comprar una versión "en blanco", el cliente podrá optar por personalizar su funda con alguno de los cientos de diseños disponibles, creados por artistas que el mismo equipo busca en las calles. También, el cliente puede enviar su propio diseño y tener su creación grabada en la funda. El grabado tiene máximo tres capas, lo que le da un toque de realismo increíble.


El proceso comienza en California, donde crece el bambú que es enviado hasta Florida. Una vez está en el taller, se corta con precisión, se remoja tres veces en una mezcla de aceite y acido cítrico, se lija a mano y luego se le aplica una capa de cera para mantener un brillo protector y darle un toque más natural. Las fundas son diseñadas para adaptarse a todo tipo de accesorios, tales como auriculares y puertos, así como para permitir la facilidad de acceso a los botones. Un protector frontal es adicionado para proteger la pantalla y asegurar el iPhone. Finalmente, para lograr un proceso completamente sostenible, la funda es enviada a su destinatario en un empaque hecho con cartón reciclado.


Las fundas estarán disponibles para iPhone 4, 4S y la nueva versión del conocido teléfono, que tiene prevista su salida para septiembre de este año. El proyecto está activo en la red de emprendimiento KickStarter y ha sido un éxito, ya que a 31 días para la finalización de la petición, tiene más del 30 por ciento de su financiación inicial lograda.

Imágenes por Crisp

Silvio Sánchez

Soy la fundadora de TodoSalud.co, una estudiante de enfermería apasionada con la salud y la comunicación. Puedes seguirme en youtube, donde subo videos sobre maternidad; tambien en Instagram y Facebook :)