Millones de telefonos móviles contaminando el mundo


Alguna vez considerados un símbolo de estatus social, los teléfonos móviles se han vuelto omnipresentes. Hoy existen 6.8 billones de suscriptores móviles en todo el mundo, 800 millones más que al final del 2011.

La tecnología móvil plantea serios retos ambientales, bien sea por la necesidad de obtener la materia prima para crear los productos o por la polución asociada con su eliminación.

“A medida que las poblaciones de economías emergentes adopten tecnologías y estilos de vida similares a aquellas utilizadas en países desarrollados, la necesidad de obtener metales será entre tres y nueve veces mayor que la cantidad de metal utilizada hoy en día en todo el mundo”, afirmó Achim Steiner, director ejecutivo de la UNEP.

La agencia responsable del medio ambiente en las Naciones Unidas advirtió que la rápida demanda de metales requiere una nueva forma de pensar los actuales modelos de reciclaje. El anuncio fue hecho durante un evento patrocinado por las Naciones Unidas en Berlín la semana pasada.

“Se necesita urgentemente un enfoque más sofisticado para enfrentar los retos del reciclaje de productos complejos, los cuales contienen una amplia variedad de metales y materiales interrelacionados”, afirmó Steiner.

El reciclaje de dispositivos electrónicos (y la reutilización de los metales que los constituyen es notoriamente difícil, en parte por el diseño de los mismo dispositivos. Sin embargo, expertos indican que se necesita menos energía para reciclar y reutilizar materiales de electrónica de consumo que para explorar y extraer tales materiales desde su origen, sin contar el costo humano de la minería.

Ian Urbina, reportero del New York Times, reportó el año pasado sobre la dificultad de reciclar la gran cantidad de monitores CRT que han sido reemplazados por pantallas LCD y LED. Cada monitor viejo contiene cerca de 4 kilos de plomo, el cual puede ser perjudicial para el medioambiente si no se desecha correctamente.

Durante cinco años, reportó Ian, el flujo de desechos electrónicos en Estados Unidos se ha doblado.

Samsung indicó esta semana que algunos de sus teléfonos podrían contener estaño nuevo extraído de la isla Bangka en Indonesia, según el diario The Guardian. La isla estuvo sujeta a una investigación el año pasado por The Guardian y la organización Amigos de la Tierra bajo sospechas de explotación infantil y prácticas mineras no reguladas y potencialmente dañinas.

Apple, creadora del iPhone, una de las principales competidoras del mercado de los smartphones, fue ampliamente criticada por retirarse silenciosamente del EPEAT, un registro de electrónica ambientalmente amigable. Sin embargo, bajo críticas de organizaciones ambientalistas y de los consumidores, decidió suscribirse al pacto nuevamente.

Por su parte en Europa, el Parlamento Europeo aprobó estrictas directrices para el desecho de electrónicos el año pasado. Para el 2016, los estados miembros deben recolectar 45 toneladas de electrónicos viejos por cada 100 toneladas de electrónicos vendidos durante estos tres años (2013 -2016). Dependiendo de los compromisos de cada país, el objetivo de recuperación de residuos electrónicos debe ser de 65 a 85 por ciento para el 2019, según las nuevas directrices de Desecho de Equipos Electrónicos y Eléctricos (WEEE por sus siglas en inglés).

Paradójicamente, las tecnologías de energía limpia, que también están en auge, han creado un pico en la demanda de metales y han aumentado a su vez los problemas asociados a su desecho.

“Los diseñadores de productos necesitan asegurar que los materiales tales como metales de tierras raras en productos que van desde paneles solares y turbinas eólicas hasta teléfonos celulares puedan ser recuperados fácilmente cuando alcancen el final de su ciclo de vida.” Afirmó Steiner.

Silvio Sánchez

Soy la fundadora de TodoSalud.co, una estudiante de enfermería apasionada con la salud y la comunicación. Puedes seguirme en youtube, donde subo videos sobre maternidad; tambien en Instagram y Facebook :)