Tianjin Qiaoyuan: un vertedero convertido en parque de humedales



En todo el mundo, muchos vertederos se han convertido en parques, praderas abiertas, proyectos de arte, campos de golf e incluso urbanizaciones desde hace varias décadas.

Tianjin Qiaoyuan, un parque post-industrial, ubicado en la ciudad de Tianjin, China,  es un sitio de 54 acres construido sobre lo que fue un vertedero de basura y un drenaje de aguas grises urbanas. El sitio era muy contaminado, estaba abandonado, rodeado de barrios marginales y tenía estructuras desvencijadas, que fueron derribadas antes de que el diseño del nuevo parque fuese encargado.

A principios de 2006, en respuesta al llamado de los residentes para mejorar el medio ambiente del lugar, el gobierno municipal de Tianjin, contrató la firma de arquitectura paisajista Turenscape con la difícil tarea de darle una transformación inmediata a este degradado sitio.



Regeneración Sostenible


El parque se transformó a través de un proceso llamado “diseño regenerativo sostenible del paisaje” que tiene las siguientes características:

  • Purificación de aguas grises urbanas
  • Mejora de los suelos salino-alcalinos a través de procesos naturales
  • Recuperación del paisaje regional con vegetación nativa de bajo mantenimiento
  • Generación de oportunidades en educación ambiental sobre los paisajes nativos, los sistemas naturales y la sostenibilidad del paisaje

Estas mejoras se aplicaron con el fin de crear una experiencia estética muy placentera.

Diversos hábitats se han creado para fomentar el proceso natural de adaptación de las plantas y la evolución de la comunidad. Las semillas de gran variedad de especies vegetales se sembraron inicialmente para iniciar la vegetación, y otras especies nativas se dejaron crecer libremente a través del paso de las estaciones. Mientras tanto, otras áreas se inundaron intencionalmente durante la temporada de lluvia, para restaurar humedales y lagunas. Para dar acceso a la gente a estos humedales frágiles sin dañarlos, Turenscape construyó el concepto de “Garden Bridge”, una serie de 10 colinas colgantes rígidamente que están interconectadas y tienen casi 5 metros de alto.


El paisaje regenerativo de jardines resultante, según la compañía, es un oasis urbano tranquilo y contemplativo dentro de una región metropolitana que cuenta con 10 millones de habitantes. Este ecosistema autosuficiente no sólo añade belleza estética de la ciudad, sino que también mejora la biodiversidad, ayuda a absorber las emisiones de CO2 y requiere mucho menos mantenimiento y uso del agua que un parque convencional.

Este proyecto ayuda a definir una nueva estética de paisaje hoy en día, que se define como un proceso de evolución continua. Los arquitectos también jugaron con la predisposición desordenada de la naturaleza y la biodiversidad, que dejaron fluir naturalmente, dejando que las plantas vivan y expongan su belleza genuina para enriquecer el paisaje.

Imágenes vía earthtechling
Escrito por Yealfred Matheus para EcoSiglos.

Silvio Sánchez

Soy la fundadora de TodoSalud.co, una estudiante de enfermería apasionada con la salud y la comunicación. Puedes seguirme en youtube, donde subo videos sobre maternidad; tambien en Instagram y Facebook :)