10 alimentos que aniquilan tu inteligencia

Muchas de las cosas que comemos día a día sin saberlo, a la corta o a la larga, pueden ser nocivas para nuestra salud. Dulces, alcohol, harinas refinadas, edulcorantes, etc. están presentes en la alimentación de la mayoría de la población. Tomemos conciencia de cuáles son los peores productos alimenticios que pueden afectar nuestra inteligencia.

Dulces


Fotografía por Jeff Adair

El azúcar y los productos dulces no son sólo malos para tu cintura, sino para la función cerebral. El consumo a largo plazo de azúcar puede crear una gran cantidad de problemas neurológicos y afectar la memoria, reduciendo la capacidad de aprender. Evita productos precocidos, azúcar, jarabe de maíz y comidas con alto contenido de fructosa.

Alcohol


Fotografía por yuki nk

Se sabe que el alcohol daña el hígado a largo plazo, pero lo que no sabías es que también provoca lo que se conoce como “niebla cerebral", una sensación de confusión mental, que afecta la capacidad de pensar con claridad y a la memoria. Afortunadamente, estos síntomas son reversibles siempre que se deje de beber alcohol o al menos se reduzca su consumo a una o dos dosis a la semana.

Comida Chatarra


Fotografía por SteFou!

Un estudio de la Universidad de Montreal reveló que la comida chatarra cambia la química del cerebro, genera síntomas asociados con la depresión y la ansiedad y provoca síntomas similares a los de la abstinencia. También afecta la producción de dopamina, un importante químico que genera una sensación de bienestar y que apoya la función cognitiva, la capacidad de aprendizaje, la motivación y la memoria.

Alimentos fritos


Fotografía por David Berkowitz

Casi todos los alimentos procesados contienen productos químicos, colorantes, aditivos, saborizantes artificiales y conservantes que causan hiperactividad en niños y en adultos. Los alimentos fritos o procesados destruyen lentamente las células nerviosas del cerebro. Algunos aceites son más peligrosos que otros – el de girasol está considerado uno de los más tóxicos.

Comida procesada o precocinada


Fotografía por Christine Ashworth

Al igual que los alimentos fritos, la comida procesada o precocinada también afecta el sistema nervioso central y eleva el riesgo de desarrollar un trastorno degenerativo del cerebro en el futuro, como la enfermedad de Alzheimer.

Comidas muy saladas


Fotografía por Michael Napoleon

Todos sabemos que los alimentos salados afectan la presión arterial y la salud cardiaca, pero lo que no sabías es que pueden afectar la función cognitiva y perjudicar tu capacidad de pensar. Dicho de otro modo, ¡los alimentos salados afectan tu inteligencia! El consumo de alimentos salados y de nicotina tienen los mismos efectos que las drogas, ya que provocan síntomas de abstinencia severos y antojos.

Cereales (Excepto los granos enteros)


Fotografía por Sonny Abesamis

Toda clase de granos tienen un impacto en el funcionamiento del cerebro y de la salud en general, excepto los de grano entero, ricos en fibra, que previenen el envejecimiento arterial. Si consumes granos regulares, tu cuerpo corre el riesgo de envejecer más rápido y experimentar pérdida de memoria y confusión mental. Intenta cambiar los carbohidratos regulares por los carbohidratos complejos, como la avena y la cebada.

Proteínas procesadas


Fotografía por André Mouraux

Las proteínas son los bloques de construcción de los músculos y son muy importantes para el buen funcionamiento de tu cuerpo. La carne es la más rica fuente de proteínas de alta calidad, pero evita la proteína procesada como las salchichas, salami y demás. Opta por pescado (especialmente el atún y el salmón), productos lácteos, nueces y semillas.

Grasas trans


Fotografía por Sandra Cohen-Rose y Colin Rose

Las grasas trans no solo causan problemas cardiacos y obesidad, sino también son malas para tu cerebro, ya que lo hacen lento, afectan los reflejos y la calidad de respuesta – aparte del riesgo de derrame cerebral. Si se consumen durante mucho tiempo, pueden contraer el cerebro, algo similar a la contracción causada por la enfermedad de Alzheimer. Esta reducción del volumen cerebral se produce porque las grasas trans dañan las arterias.

Edulcorantes artificiales


Fotografía por Kate Ter Haar

Es cierto que los edulcorantes artificiales contienen menos calorías que el azúcar, pero hacen más daño que bien. Si se utilizan durante mucho tiempo, pueden causar daño cerebral e interferir con tu capacidad cognitiva, especialmente si utilizas grandes cantidades a diario.

Silvio Sánchez

Soy la fundadora de TodoSalud.co, una estudiante de enfermería apasionada con la salud y la comunicación. Puedes seguirme en youtube, donde subo videos sobre maternidad; tambien en Instagram y Facebook :)