Baterías a base de azúcar podrían reemplazar a las baterías convencionales

Un equipo de investigadores de Virginia Tech ha desarrollado una batería que funciona con azúcar y tiene una densidad de energía sin par, un desarrollo que podría reemplazar a las baterías convencionales por unas mas baratas, recargables y biodegradables.

Los hallazgos de Y.H. Percival Zhang, un profesor asociado de ingeniería de sistemas biológicos en la Escuela de Agricultura y Ciencias de la Vida y la Escuela de Ingeniería de Virginia Tech, fueron publicados en Nature Communications.

Aunque otras baterías de azúcar ya han sido desarrolladas, Zhang dijo que la suya tiene una densidad energética con una magnitud mas alta que otras, permitiéndole funcionar por mas tiempo antes de necesitar ser recargada.

En un periodo de 3 años, la nueva batería de Zhang podría estar funcionando en algunos de los teléfonos, tablets, consolas de videojuegos, y un gran numero de otros aparatos electrónicos que requieran poder en nuestro mundo hambriento de energia, dijo Zhang

“El azúcar es un perfecto compuesto de almacenamiento de energía en la naturaleza,”dijo Zhang, “así que es apenas lógico que intentemos aprovechar este poder natural de una manera ambientalmente amigable para producir una batería.”

Nada más en Estados Unidos, miles de millones de baterías tóxicas son desechadas cada año, planteando  una amenaza para el ambiente y la salud humana, según la Agencia de Protección Ambiental de ese pais.  El desarrollo de Zhang podría ayudar a evitar que cientos de miles de toneladas de baterías terminen en los vertederos.

Este es uno de los muchos éxitos de Zhang que utilizan una serie de enzimas cuyas combinaciones no se encuentran en la naturaleza. Él ha publicado artículos sobre almidón comestible proveniente de plantas no comestibles y desarrolló una nueva forma de extraer hidrógeno de forma económica y amigable para el ambiente, la cual podría ser usada para potenciar vehículos.

En este nuevo desarrollo, Zhang y sus colegas construyeron un camino enzimático sintético no natural que despoja a todos los potenciales de carga del azúcar para generar electricidad en una celda de combustible. Posteriormente, se utilizan enzimas de bajo costo como catalizadores (biocatalizadoras) en lugar del platino, un material costoso usado en las baterías convencionales.

De la misma forma que todas las celdas de combustible, la batería de azúcar combina combustible (en este caso, maltodextrina, un polisacárido hecho a partir de la hidrólisis parcial del almidón) con aire para generar electricidad y agua como sus principales subproductos.

“Estamos lanzando todas las cargas de electrones almacenadas en el azúcar suavemente, paso a paso, usando una cascada de encimas” dijo Zhang.

A diferencia de las celdas de hidrógeno y las celdas de metanol, la solución de azúcar no es explosiva o inflamable, y tiene un nivel de densidad de almacenamiento de energía mucho mayor. Las enzimas y materiales usados para construir la celda son biodegradables.

La batería es también recargable y el azúcar puede ser añadido de una forma muy parecida a añadir tinta a un cartucho de impresora.

Silvio Sánchez

Soy la fundadora de TodoSalud.co, una estudiante de enfermería apasionada con la salud y la comunicación. Puedes seguirme en youtube, donde subo videos sobre maternidad; tambien en Instagram y Facebook :)