Cortex Cast: un exoesqueleto reciclable para curar fracturas


La idea para Cortex Cast vino a Jake Evill después de romperse la mano. En respuesta a un breve diseño para mejorar un producto existente, el joven diseñador, un recién graduado de la Universidad de Wellington en Nueva Zelanda, decidió construir sobre su experiencia reciente y rediseñar la escayola ortopédica, con sólo tres meses para hacerlo.

Una escayola evita nuestro movimiento debido a que esto es crucial para el proceso de curación, pero su efecto es limitante sobre las actividades de todos los días (sin hablar de la comezón , el mal olor de las células muertas de la piel y los garabatos en el yeso sucio). La solución de Evill a este problema es un "exoesqueleto" que no solo mantiene la extremidad en su lugar, sino que también es lavable, ventilable, discreto y reciclable. Para ello, se ha empleado la herramienta industrial de nuestro tiempo: la impresora 3D.

El sistema de Evill, que todavía está en desarrollo, escanea la extremidad del paciente para producir un modelo 3D que se puede imprimir en dos mitades y luego ser fijados en el paciente. " Uno sólo ajusta un par de variables, tales como el punto de la ruptura, que es determinada por un examen de rayos X, y el tamaño y la densidad del molde, y solo sería cuestión entonces de generar el espesor del molde, concentrado en el punto de la ruptura" dice Evill.


Evill modela el diseño de plástico enrejado de poliamida sobre el hueso trabecular: una estructura de nido de abeja porosa que normalmente se encuentra al final de los huesos largos, con una relación de superficie a masa que hace que sea fuerte y ligero . "Sólo pensé que la naturaleza era el mejor diseño" dice Evill .

El diseño también asimila el patrón de crecimiento del hueso trabecular, ya que la distribución del material se equilibra hacia las zonas más vulnerables de la extremidad de un paciente. Esto emula la forma en que el hueso forma trabéculas más amplias en una estructura densa donde hay más tensión en el hueso. Materiales naturales y sintéticos están adaptados a la necesidad del cuerpo.

Puesto que él distribuyó su diseño en Internet, Evill ha sido contactado por especialistas en terapia de descanso, terapia deportiva y disciplinas veterinarias, lo que da una idea de los usos futuros de su diseño. Por ahora, Evill está investigando el uso de impresoras 3D duales, que pueden variar la solidez y la flexibilidad del material fundido. "Se habla de tener un enyesado más basado en la terapia, que permitiría el movimiento de la muñeca durante el proceso de curación, por lo que una vez que salga de ella, el brazo estará recuperado al 100 por ciento, al contrario de lo que sucede en una recuperación habitual, donde el paciente queda con atrofia muscular", dice Evill .


Aunque está bien establecida la tecnología de impresión 3D, las ideas para sus aplicaciones son todavía limitadas. La técnica ya ha sido adoptada por el campo de la medicina, y diferentes técnicas de bioimpresión han sido utilizadas para producir micro-tejidos humanos, lo que eventualmente podría abolir la necesidad de experimentar con animales. Pero a diferencia de muchas de las creaciones experimentales en impresoras 3D, este molde es una perspectiva totalmente tangible: un diseño para la gente, y un argumento de peso para apreciar el papel de la tecnología en el futuro.

Imágenes por Jake Evill
Vía IconEye

Silvio Sánchez

Soy la fundadora de TodoSalud.co, una estudiante de enfermería apasionada con la salud y la comunicación. Puedes seguirme en youtube, donde subo videos sobre maternidad; tambien en Instagram y Facebook :)