India: modernizando el campo con energía solar

El Gobierno de India quiere reemplazar 26 millones de bombas de aguas subterráneas para el riego de cultivos por bombas más eficientes que funcionarían con energía solar, un esfuerzo que se realiza para liberar a los granjeros de los altos costos del combustible diesel con el que actualmente trabajan. Los generadores diesel se utilizan comúnmente cuando la red eléctrica no está disponible, un evento muy recurrente debido precisamente a la potencia generada en el bombeo de agua para la irrigación de cultivos en India.

Se espera que la iniciativa requiera 1.600 millones de dólares en inversiones en los próximos cinco años sólo para cambiar las primeras 200.000 bombas, según Bloomberg.

El bombeo de agua es fundamental para la agricultura en India, que, de otra manera, depende de la lluvia estacional. Por su parte, sus agricultores están extrayendo más agua de lo que es sostenible, removiendo unos 212 millones de megalitros de la tierra cada año para el riego de unas 35 millones de hectáreas.

Sin embargo, uno de los riesgos del cambio a bombas solares es que los agricultores puedan utilizar más agua de la que utilizan en la actualidad con generadores a base de diesel. Para combatir esa consecuencia no deseada, los agricultores que acepten los subsidios para la compra de las bombas de agua solares deben cambiar a un sistema de riego por goteo. En esta dirección, el estado de Punjab también está ofreciendo subsidios para riego por goteo.

El gobierno piensa que las ventajas de las bombas solares serán mayores que los riesgos. "El potencial es enorme", afirmó Tarun Kapoor, secretario adjunto en el Ministerio de Energías Nuevas y Renovables de la India: "Las bombas de riego pueden convertirse en la aplicació solar más extendida en el país".

La caída de los precios de los paneles solares significa que el retorno de la inversión para un sistema de bombeo solar es de aproximadamente uno a cuatro años, según Ajay Coel, director general de Tata Power Solar Systems. Algunos gobiernos estatales de la India están subsidiando la mayor parte del coste de los sistemas, ya que esto ayuda a eliminar los miles de millones de dólares en subsidios agrarios anuales que se invierten en diesel para la agricultura.

La agricultura no es el único sector que el gobierno está tratando de independizar del diesel altamente subsidiado. Varias leyes ya indican que un 75 por ciento de la población rural y el 33 por ciento de las torres de telecomunicaciones urbanas funcionar con energías renovables para el año 2020.

Los "cajeros automáticos de agua", que funcionan con energía solar, también están trayendo agua limpia a la India rural. Toda esta actividad ha puesto a la India en la mira de compañías solares, ya que se especula que sea el quinto mayor mercado de energía solar fotovoltaica en 2015. Y no se trata sólo de pequeños proyectos rurales para suplantar el diesel: India tiene planes para una planta de 4 gigavatios de energía solar fotovoltaica, lo que triplicaría la capacidad solar del país y la pondría entre las mayores plantas solares del mundo.

Fotografía por SunEdison

Silvio Sánchez

Soy la fundadora de TodoSalud.co, una estudiante de enfermería apasionada con la salud y la comunicación. Puedes seguirme en youtube, donde subo videos sobre maternidad; tambien en Instagram y Facebook :)