Descubrimiento sugiere que casi todos los dinosaurios tenían plumas

En las últimas dos décadas, descubrimientos en China han encontrado por lo menos cinco especies de dinosaurios con plumas; todas ellas pertenecen al grupo terópodo de los dinosaurios “raptores”, ancestros de las aves modernas.

Con un descubrimiento reportado por un equipo internacional en la revista Science, la nueva especie de dinosaurio Kulindadromeus zabaikalicus sugiere que las plumas se encontraban en toda la familia. Eso se debe a que el animal de dos patas con 1,5 metros de largo recién desenterrado era un dinosaurio “ornitisquio” picudo, perteneciente a un grupo ancestralmente distinto a los terópodos antes descubiertos.

“Probablemente eso significa que el ancestro común de todos los dinosaurios tenía plumas”, dice el autor principal del estudio, Pascal Godefroit, del Instituto Real de Ciencias Naturales en Bruselas. “Las plumas no son una característica de las aves unicamente, sino de todos los dinosaurios”.

Los fósiles, que incluían seis cráneos y muchos más huesos, amplían el número de familias de dinosaurios con plumas (en este caso peludas, sinuosas y delgadas), lo que indica que las plumas evolucionaron, probablemente como medio de aislamiento, a partir de las escamas que antes cubrían a los reptiles. Además de estas plumas, Kulindadromeus también tiene escamas, las cuales son notablemente arqueadas y aparecen en filas sobre su larga cola.

“Es realmente fantástico que los dinosaurios con ‘pelusa’ se encuentren por fuera de China”, dice el paleontólogo Jakob Vinther de la Universidad de Brístol, en el Reino Unido, quien no estaba en el equipo que hizo el descubrimiento. “El material y las muestras son simplemente fantásticos; su edad y enorme cantidad rara vez son de esperar”.

“El Kulindadromeus añade toda una nueva dimensión para entender la evolución de las plumas” dice Vinther, enfocándose en el hecho de que los tres tipos de plumas que se encontraron con los fósiles son diferentes de aquellas encontradas en los dinosaurios emplumados o las aves modernas. 

¿Exactamente qué es lo que hacían todas estas plumas diferentes? “No lo sé; nadie lo sabe a ciencia cierta”, manifiesta Godefroit. “Estos animales no podían volar, eso es todo lo que puedo decirles”.

Vistazos del jurásico


Durante el jurásico, el Kulindadromeus vivía cerca de lo que hoy en día es el río Kulina de Siberia, llevando penachos de plumas en sus patas y codos, así como otras plumas aerodinámicas en su espalda. Sus espinillas tenían plumas “con forma de lazo” de una clase nunca antes vista.

Al menos seis cráneos, junto con cientos de huesos, se han convertido en un yacimiento de fósiles que alguna vez fue el fondo de un lago y es ahora una ladera siberiana. La mayoría de los fósiles eran jóvenes, lo cual sugiere que murieron en eventos individuales y no en una catástrofe masiva, según Godefroit.

El nombre del dinosaurio significa “dinosaurio corredor del río de Kulinda”. Zabaikalsky Krai es la región de Siberia en donde fue descubierto (lo que explica su nombre de especie zabaikalicus).

“Allí habían lagos y también volcanes, cientos de volcanes”, cuenta Godefroit. Los dinosaurios herbívoros probablemente murieron y cayeron al fondo del lago, en donde tiempo después las erupciones los cubrieron con una ceniza fina. Eso es lo que preservó las huellas de las plumas con los huesos de los fósiles.

“No sabemos qué tan grande es este yacimiento de fósiles y es probable que encontremos más cuando regresemos”, dice Godefroit.

La conexión con las plumas


Las escamas en el Kulindadromeus se asemejan a la piel escamosa de algunas aves, dice el estudio, que también da argumentos para una raíz genética profunda que vincula a los dinosaurios con las aves.

Dos descubrimientos previos de dinosaurios ornitisquios, ambos de China, habían insinuado que ciertas fibras parecidas a plumas habían cubierto a los dinosaurios, señala el paleontólogo Stephen Brusatte de la Universidad de Edimburgo del Reino Unido.

“Pero los nuevos fósiles siberianos son el mejor ejemplo hasta el momento de que algunos dinosaurios ornitisquios (o picudos) tenían plumas, así que no solamente eran los terópodos los que tenían abrigos plumados”, dice Brusatte.

“Esto significa que ahora podemos tener más certeza de que las plumas no solamente fueron un invento de las aves y sus relativos más cercanos, sino que evolucionaron durante la historia de los dinosaurios”, añade. “Yo pienso que el ancestro común de los dinosaurios, probablemente, tenía plumas y que todos los dinosaurios tenían algún tipo de pluma, así como todos los mamíferos tiene alguna clase de pelo”.

Aun así, Godefroit sugiere que los dinosaurios más grandes posiblemente tenían la menor cantidad de plumas, ya que no los necesitaban para el aislamiento. “Así como los elefantes en África no necesitan pelaje”.

Ilustraciones por Andrey Atuchin

Silvio Sánchez

Soy la fundadora de TodoSalud.co, una estudiante de enfermería apasionada con la salud y la comunicación. Puedes seguirme en youtube, donde subo videos sobre maternidad; tambien en Instagram y Facebook :)