EmDrive: Un motor que permitiría viajes espaciales más sostenibles

Un motor experimental está ganando aceptación entre los científicos y podría introducir una nueva era de viajes espaciales: solamente tiene que romper una ley de la física para hacerlo.

La imagen que se muestra abajo es del EmDrive. Este motor usa electricidad para generar microondas, que luego rebotan alrededor en un espacio cerrado y generan empuje. El motor no necesita un propulsor, el cual es una parte importante de la mecánica actual de viajes espaciales.


La fuerza generada por el motor no es particularmente fuerte, pero las implicaciones son grandes.

Múltiples experimentos independientes han replicado la capacidad del motor para generar empuje, aunque con mayor o menor éxito. Usar paneles para convertir la energía solar en electricidad y luego en empuje, abre la puerta hacia viajes espaciales perpetuos a través cosmos.

Los científicos tardaron en impulsar el EmDrive dado que este viola la ley de conservación del momentum. Además de no estar seguros de porqué funciona (las teorías actuales se basan en la mecánica cuántica), los científicos también tienen algunas ideas bastante buenas de porqué podría no funcionar. 

La ley de conservación del momentum es muy importante. Básicamente indica que no se puede crear o destruir momentum. Los viajes espaciales se basan en este principio: el motor o impulsor típico de un cohete utiliza un propulsor que explota hacia afuera para crear una fuerza opuesta. Piense en una persona con un rifle. Cuando dispara, este lo empuja hacia atrás.

Parece que el EmDrive encontró una escapatoria. En cierto sentido, está creando una ecuación desbalanceada de momentum.

El inventor del motor, Roger Shawyer, y su compañía SPR Ltd., han estado trabajando en esto por más de una década de manera reservada. El trabajo científico de Shawyer ha recibido fuertes críticas, aunque nadie parece ser capaz de probar que no funciona.

Lentamente, la comunidad científica se ha interesado. En el último año, científicos de la China lo replicaron. Ahora, la NASA también lo ha hecho con la ayuda del científico estadounidense Guido Fetta, quien ha construido su propio impulsor similar al EmDrive. Ademas, hace poco la NASA presentó los resultados sobre una prueba de ocho días finalizada en agosto de 2013, que describe la dinámica como “una fuerza que no se puede atribuir a ningún fenómeno electromagnético clásico y, por lo tanto, demuestra potencialmente una interacción con el plasma virtual presente en el vacío cuántico”. Se planea realizar más pruebas.

Las posibles aplicaciones de la tecnología varían desde reemplazar los impulsores a propulsión en los satélites, y de este modo reducir el costo y la dificultad de operación, hasta proporcionar un empuje sostenible en misiones al espacio profundo, lo que permitiría que un viaje a Marte tardara tan solo “semanas en lugar de meses”, según la revista Wired.

Vía Mashable

Silvio Sánchez

Soy la fundadora de TodoSalud.co, una estudiante de enfermería apasionada con la salud y la comunicación. Puedes seguirme en youtube, donde subo videos sobre maternidad; tambien en Instagram y Facebook :)