11th Street Bridge Park: de puente a parque colgante


Convertir infraestructura abandonada en parques amigables para peatones ha estado en furor en Estados Unidos desde que el High Line Park en Nueva York abrió para los visitantes en 2009. Ahora, tiene sentido que la ciudad de Washington hiciera lo mismo con un puente que cumplió su fecha de vencimiento de seguridad. El comité jurado del 11th Street Bridge Park anunció que OMA + OLIN serían los arquitectos elegidos para el proyecto de renovación de este parque en la ciudad. Su propuesta para un parque multiusos angular (con cascadas en ambos extremos) ha vencido las ideas de las otras tres firmas que se presentaron.


Al igual que otros parques elevados, el proyecto del 11th Street Bridge Park será construido sobre una estructura en desuso; en este caso, una autopista vieja que se estira por encima del río Anacostia. El puente se construyó para que durara 50 años y ahora que su fecha de vencimiento ha llegado, la ciudad puede convertirlo en su primer parque público elevado. Pero, como señala el socio encargado de OMA Jason Long, el High Line y otros parques elevados son “básicamente un sendero por donde caminar donde por lo general siempre estás en movimiento”.


El 11th Street Bridge debe ser un destino más que una vía pública. El puente conecta dos barrios muy diferentes – en un lado Navy Yards, concurrido y desarrollado, y en el otro Anacostia, el más descuidado, que históricamente han tenido muy poca interacción o espacios comunes. Si este nuevo diseño puede crear eso por primera vez, podría ayudar a revitalizar la economía y las comodidades locales del barrio Anacostia.


Para aclararle a los visitantes que el 11th Street Bridge Park es un lugar para quedarse, no para pasar a través de él, OMA + LIN diseñó lo que Long llama “espacios integrados en el puente”. Es posible tener espacios permanentes porque los dos equipos diseñaron una estructura en forma de X voladiza en el centro para permitir el paso de los botes. El espacio, según Long “crea varias capas por lo que hay varios niveles la gente puede ocupar, además de formar techos sobre construcciones, lo cual crea espacios para programas”.


Esto contrasta fuertemente con el lenguaje del paisaje del High Line, que usa tarimas largas en su sendero para crear algo como una corriente visual que va hacia abajo. A partir de ahora estas estructuras en el 11th Street Bridge incluirán cafés, espacios para performances y centros para educación ambiental, así como un programa de rotación de artistas locales y artistas que trabajan con agua.


El agua, en general, juega un papel grande en el nuevo diseño. El río Anacostia que pasa por debajo del puente recibe usualmente toneladas de desechos industriales y contaminación por aguas residuales, lo que lo hace inutilizable para cualquiera de los ciudadanos de Washington DC. “El objetivo es tener un río donde se pueda nadar y pescar para el 2025”, dice el socio de OLIN Hallie Boyce, que lidera este proyecto. Para lograr esto, el 11th Street Bridge Park tendrá que ser en parte un centro educativo y en parte centro de tratamiento de aguas. Esto último ocurrirá en las cascadas, que actuarán como visualizaciones de larga escala que mostrarán cómo las plantas limpian el agua, y en una serie de humedales flotantes cerca a la orilla. 


Boyce también dice que el centro de educación ambiental podría incluir elementos como pantallas digitales que muestren un mapa en tiempo real del progreso de la salud del río. Por otra parte, aunque no son precisamente herramientas educativas, se instalarán alquileres de kayak y canoas sobre la orilla para darle a los residentes más acceso al río. La idea, dice Boyce, es fomentar una nueva generación de administración en el medio ambiente local.


Imágenes vía OMA + OLIN

Silvio Sánchez

Soy la fundadora de TodoSalud.co, una estudiante de enfermería apasionada con la salud y la comunicación. Puedes seguirme en youtube, donde subo videos sobre maternidad; tambien en Instagram y Facebook :)