10 árboles que le han ganado la batalla al concreto

Por Silvio Sanchez Arango - Tiempo Estimado de Lectura 2:26 Min


Las raíces de los árboles son realmente dinámicas, permitiendo que la vida entre a los árboles por medio de ellas, y por ende, a nosotros. Sin un sistema intrincado de raíces, los árboles no podrían obtener el agua y los nutrientes adecuados, y tampoco tendrían un soporte sólido.

Los árboles proveen albergue a la gente y a la vida silvestre. Sus largas ramas ofrecen sombra y de muchos de ellos crecen espléndidas frutas! Los árboles absorben el dióxido de carbono y lo convierten en el oxígeno que respiramos, transformando hasta 48 libras de CO2 al año.

Los árboles pueden vivir por muchos años; por ejemplo, el árbol más viejo del mundo vive en los montes de California y tiene aproximadamente 5.000 años.

Pero las raíces, viejas o jóvenes, son conocidas por romper el concreto que pretende cubrirlas, algunas tan rápido que podemos verlas en acción, y aunque formen patrones algo "artificiales", son perfectos ejemplos de como la naturaleza le puede ganar la batalla al concreto.


Estas raíces creciendo en el centro de la pared pueden no ser buenas para la mampostería, pero es sin duda una espectáculo para la vista.


Hay cerca de 23.000 tipos diferentes de árboles en el mundo, los cuales tienen a su vez diferentes tipos de raíces. Algunas son muchos más gruesas que otras, expandiéndose tanto a lo ancho como en profundidad. Todos hemos visto alguna vez raíces reclamando su espacio, pero no tan seguido vemos casos como este.


Los árboles son una combinación de células vivas, muertas y a punto de morir. Cuando dejamos crecer los árboles libremente, pueden invadir edificios abandonados volviendo el lugar en una autentica "casa del árbol".


Debido a que los árboles recolectan más energía del Sol que cualquier otro ser viviente, pueden crecer muy rápido. En pocas palabras, no falta mucho para que estos ladrillos empiecen a saltar de su lugar.


Los árboles en la ciudad tienen derecho a protestar por las barreras impuestas por el concreto. En promedio, los árboles en la ciudad viven unos 13 años menos que aquellos que se encuentran en un ambiente natural y rodeados de otros árboles.


Algunas raíces crecen tomando la forma de los ladrillos del suelo para encajar en el entorno. Estas raíces fueron capaces de escapar entre las ranuras, dejando una verdadera obra de arte expuesta.


Un árbol gigante no solo puede tragar concreto, sino mucha agua. Un árbol grande puede consumir 100 galones al día. Sin embargo, para compensar este excesivo consumo, un árbol produce suficiente oxígeno para mantener con vida a 4 personas.


Raíces gigantes se enredan por todo el templo Ta Prohm en Agkor, Camboya. Mucho antes de que los árboles se establecieran aquí, este templo sirvió como un lugar de encuentro para músicos y bailarines, y sus paredes estaban adornadas con piedras preciosas.


Cuando el templo fue descubierto por los franceses a finales del siglo 19, decidieron no remodelarlo debido a que los ficus y árboles de seda ya se habían integrado profundamente con las paredes antiguas.

Silvio Sánchez

Soy la fundadora de TodoSalud.co, una estudiante de enfermería apasionada con la salud y la comunicación. Puedes seguirme en youtube, donde subo videos sobre maternidad; tambien en Instagram y Facebook :)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario