¿Quieres un bonsái? Este inspirador papel con semillas podría ser tu solución...

Escrito por Mariló Gómez


En Madrid, España, un grupo de seis jóvenes ha creado un tipo de papel que contiene semillas en su interior del que surgen plantas al entrar en contacto con el agua, una idea innovadora que nació mientras perseguían un emprendimiento completamente distinto.

"La idea nació hace más de un año cuando quisimos empezar una marca de alpargatas. Estuvimos haciendo un estudio de mercado y vimos que una marca de este tipo de zapatillas utilizaba papel de semillas para sus etiquetas. A partir de entonces empezamos a investigar sobre este producto y decidimos rotar y ver qué posibilidades podría tener este tipo de papel."

La fabricación de este papel, llamado Sheedo, se realiza por medio de pilas holandesas, unas máquinas que contienen un cilindro móvil que produce rotación con cuchillas de acero fijadas en la superficie y una placa provista de cuchillas fijas al recipiente. Su movimiento constante, unido con la cantidad de agua y fibras adecuadas, refinan y trituran las pastas en bruto, lo que permite la creación del papel según el tipo que se desee fabricar. Entre las fibras utilizadas se encuentra el algodón, lino y abacá.


Después de este proceso, se realiza la formación de las hojas de papel, un procedimiento individual que se lleva a cabo por medio de cedazos, que son básicamente marcos de madera con un molde para darle grosor y tamaño a la hoja. Sobre esta acción se añaden las semillas de plantas que pueden ser de variedades aromáticas, flores, bonsái, especias, u hortalizas. Además, se agregan tintes orgánicos para darle un toque de color, y finalmente, se realiza un secado forzado para garantizar la salud y posterior germinación de las semillas.

Por el momento, estos jóvenes emprendedores han lanzado el papel en blanco básico, pero también disponen de otros productos como flyers, tarjetas de visita, etiquetas, packaging, entre otras. Ya que el grosor del papel ronda los 250 gramos, las semillas no sobresalen de él, y por lo tanto, este puede usarse en impresoras comunes de tinta o laser (el grosor máximo aceptado por estas es de 350 gramos).

Sin embargo, una vez utilizado, la magia empieza al entrar en contacto con el agua. Para esto, se debe disponer el papel sobre un recipiente y cuatro días después, con hidratación constante, nacerá una nueva vida vegetal. Otra modalidad consiste en disponer el papel superficialmente sobre un matero con tierra abonada, cubriéndose con un poco de tierra y regándose con agua durante 15 a 20 días, durante los cuales veras como va creciendo la planta.


Ideas como estas nos permiten usar el papel para aprender formas más consientes, primero, aprovechando sus beneficios en nuestra vida diaria, en nuestros hogares y sitios de trabajo, y al final, devolviendo algo de vida al planeta.

Autor Voluntario

Soy la fundadora de TodoSalud.co, una estudiante de enfermería apasionada con la salud y la comunicación. Puedes seguirme en youtube, donde subo videos sobre maternidad; tambien en Instagram y Facebook :)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario