Pavimento hecho de materiales reciclados reemplazaría al asfalto



Siempre ha sido impactante ver como se generan ideas que transforman las maneras tradicionales de hacer las cosas, y hoy día es además absolutamente necesario concebir el mundo de forma tal que las ciudades se construyan de forma sostenible socioeconómica y ambientalmente.


Holanda se ha caracterizado por ser un país innovador en la construcción sostenible y la generación de proyectos que ayuden a mitigar el cambio climático, como la ciclovía solar de Eindhoven, Ésta vez, la constructora holandesa VolkerWessels ha desarrollado un proyecto para fabricar pavimento a través de materiales reciclados, como el plástico, y no de asfalto, para la ciudad de Rotterdam.


El PlasticRoad fue diseñado para construir carreteras sustentables que disminuyan la cantidad de desechos plásticos arrojados al mar o a la tierra alrededor del mundo. Contrario  a lo que sucede con el asfalto, el plástico en estas condiciones tiene grandes ventajas. Principalmente, reduce la huella ambiental causada por el pavimento tradicional y los costos de mantenimiento son muy bajos.


El asfalto tiene grandes repercusiones para el medio ambiente, una de ellas es que absorbe y retiene el calor, siendo uno de los mayores causantes del Fenómeno Insular del Calentamiento Urbano (UHI), por el cual las áreas metropolitanas suelen mantener temperaturas mucho más elevadas que las rurales, lo cual, a su vez, contribuye al aumento de la temperatura de la tierra.


Adicionalmente, la producción de una tonelada de asfalto produce 27 Kg de dióxido de carbono, y se estima que genera al menos 1,45 millones de toneladas de emisiones de CO2 por año alrededor del mundo. De ahí que la producción de asfalto haya sido catalogada por la Agencia de Protección Ambiental (EPA) de los Estados Unidos, como una de las principales causas de contaminación del aire.


El pavimento plástico tiene varias ventajas, entre ellas es que resistiría temperaturas entre -40°C y 80°C. Además, los paneles son huecos, por lo tanto generarían espacio extra para tubería y cables requeridos. La construcción de dicho asfalto no requiere grandes espacios ni tampoco gran cantidad de mano de obra lo que reduciría el tráfico causado por las grandes obras en las vías. Y por último, su fabricación es menos costosa aun cuando el asfalto también contiene algunas partes de material reciclado.

Aunque la implementación del PlasticRoad aún es solo un proyecto, se estima que de ser aprobado, las carreteras de Rotterdam podrían ser transformadas con esta tecnología en aproximadamente tres años.

Autor Voluntario

Soy la fundadora de TodoSalud.co, una estudiante de enfermería apasionada con la salud y la comunicación. Puedes seguirme en youtube, donde subo videos sobre maternidad; tambien en Instagram y Facebook :)

1 comentario:

  1. Genial idea, así reduciremos la contaminación del plástico en el planeta.-

    ResponderEliminar