Wohnwagon, una innovadora casa rodante autosuficiente que puede ser personalizada

Por Amanda Martínez Rubio, Tiempo Estimado de Lectura 2:31 Min


El Wohnwagon, inventado y fabricado en Austria por Theresa Steininger y su empresa epónima , pertenece al universo de las Tiny House. Este movimiento social pretende reducir en un gran porcentaje el espacio en el que vivimos, sin perder en comodidad o en calidad de vida, incorporando conceptos como la autosuficiencia y el reciclaje de materiales.


Autosuficiente, gracias a un sistema solar fotovoltaico y un sistema de tratamiento de aguas, que permite su reutilización. Cuenta con un método domótico que permite a los propietarios controlar el nivel de consumo de energía y es móvil, aunque a velocidad reducida, ya que este acogedor espacio de 25 metros cuadrados está montado sobre ruedas.


Lo característico de esta concepción austriaca, frente a otras creaciones similares, como la casa flotante de la empresa portuguesa Friday, es su producción individual, es decir, su diseño y características no están preestablecidos. Al contrario, el habitáculo esta concebido para adaptarse a las necesidades de cada uno. Si el cliente desea una casa, o si bien busca un lugar de vacaciones, el Wohnwagon se diseñará conforme a sus expectativas. Del mismo modo, el grado de sostenibilidad del diseño con el medio también puede ser establecido por el comprador.


La maximización del espacio disponible es crucial. Equipado con un dormitorio espacioso, una sala de baño, una cocina abierta al exterior, y un espacio para comer, no es tan solo un sitio para vivir sino un estilo de vida. Pensado para estar en contacto con la naturaleza y de una manera independiente.


Sus materiales son refinados: madera local, para su construcción, y lana de oveja y fibras de madera recubiertas de arcilla para su aislamiento térmico, tanto del calor como de la humedad. Además, combina producción inteligente de energía con la utilización de recursos sostenibles y el reciclaje. En el sitio se aprovecha la aireación natural.


En el techo, los paneles fotovoltaicos abastecen de electricidad toda la estancia y la batería instalada bajo el suelo almacena los eventuales excedentes. No olvidemos el papel importante del techo pues, en el también están instaladas plantas de ciénaga, que participan en el sistema de circulación del agua, filtrando las aguas usadas para su posterior utilización.


El sistema del agua funciona recogiendo el agua de lluvia en los depósitos del tejado del suelo. Las aguas usadas procedentes de la ducha o del fregadero son bombeadas sobre el tejado y limpiadas en 24 horas por las plantas de ciénaga, después se reenvían hacia los susodichos depósitos donde se calentarán o filtrarán para el consumo personal. Asimismo, las aguas procedentes de los inodoros se emplean también para el riego de las plantas.


La creación de esta casa fue motivada por las ganas de saber a qué podría parecerse un futuro sostenible. Steinninger y su equipo, ansiosos por conocer los últimos avances en desarrollo sostenible cooperan con universidades e institutos de investigación para mantenerse informados.

Por ahora estan disponibles en Europa para todos aquellos que buscan el contacto con la naturaleza y una estancia armónica con el medio. Su precio oscila entre los 40.000 y 90.000 euros.

Autor Voluntario

Soy la fundadora de TodoSalud.co, una estudiante de enfermería apasionada con la salud y la comunicación. Puedes seguirme en youtube, donde subo videos sobre maternidad; tambien en Instagram y Facebook :)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario