Joyas, una hermosa manera de reciclar desechos electrónicos

Por Romina Galeota Lencina, Tiempo de Lectura 2:26 Minutos



La innovación tecnológica recibió un impulso sin precedentes en los últimos 60 años, esto ha permitido que aparatos electrónicos que en principio eran caros, complejos y difíciles de adquirir sean hoy baratos, sencillos y aplicables fácilmente a nuestra vida cotidiana.


El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) calcula que cerca de 20 a 50 millones de toneladas de aparatos electrónicos son desechados anualmente, según su informe sobre Residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE). Por otra parte, se estima que entre el 50 y 80% de la basura tecnológica generada en Estados Unidos termina en países en vías de desarrollo, principalmente China.


Los residuos electrónicos implican consecuencias altamente nocivas para el medio ambiente ya que en su composición existen tóxicos como el plomo, el mercurio y el cadmio. También suele utilizarse selenio y arsénico, entre otros. Cuando estos compuestos son fundidos liberan toxinas al aire, tierra y agua, donde generan impactos significativos.


En pleno 2016, los artefactos electrónicos se renuevan a la velocidad de la luz, hecho directamente proporcional a la basura que se genera como consecuencia. Pero, ¿qué se puede hacer con esos artefactos que no vamos a usar más? La buena noticia es que existen emprendimientos que se encargan de darle un nuevo uso a los desechos electronicos, en general, y electrónicos, en particular, para que en lugar de ser tratados como tales puedan ser aprovechados de forma eficiente.


Además del reciclaje convencional en donde el producto reingresa al sistema de producción y vuelve a ser utilizado para el mismo fin, existen nuevas metodologías innovadoras y más creativas de reutilizar estos desechos, por ejemplo: la joyería.


Amanda Preske, una joven estadounidense, logró ver más allá y realizar hermosas piezas de joyería a partir de placas de circuitos antiguos. Todo empezó cuando su hermano no pudo arreglar su computadora, en 2007, y al verla desarmada observó la belleza oculta en lo que muchos simplemente hubiesen considerado basura.


Eso que estamos acostumbrados a sostener en nuestras manos mientras navegamos en Facebook, Tumblr o Instagram, que usamos para ver Netflix y conectarnos con personas de todo el mundo, fue la materia prima para que Amanda desarrollara este emprendimiento que generó un gran impacto en las redes sociales.
Preske, quien tiene un doctorado en química, entiende que las pequeñas piezas de la placa de circuito que utiliza para crear sus joyas no van a cambiar por sí solos la cantidad de desechos electrónicos en el mundo. Pero ella espera que el mundo empiece a encontrar mejores maneras de reciclar los desechos.


Sin embargo, la iniciativa de Amanda no es un hecho aislado, surge en un contexto en el que muchos jóvenes intentan generar nuevas economías de la mano del reciclaje. Otro claro ejemplo son las monturas para lentes, hechas a mano, mediante un proceso industrial que utiliza como materia prima el denim de pantalones descartados o desechados.

Las pruebas están: ¡toda lo que ya no necesitas puede reutilizarse! Y tú ¿qué reutilizarías?

Autor Voluntario

Soy la fundadora de TodoSalud.co, una estudiante de enfermería apasionada con la salud y la comunicación. Puedes seguirme en youtube, donde subo videos sobre maternidad; tambien en Instagram y Facebook :)

6 comentarios:

  1. Exelente solucion, donde estan disponibles estos articulos?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carlos, hemos agregado un vínculo hacia el sitio de la creadora. Está en EEUU.

      Eliminar
  2. Thank you for writing about my business and purpose!

    ResponderEliminar
  3. Donde puedo conseguir estas hermosuras ??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el texto puedes encontrar un vínculo hacia la página de la creadora!

      Eliminar