Este asombroso árbol híbrido produce 40 tipos de frutas

Por Romina Galeota Lencina - Tiempo de lectura 2:45 Minutos


El premiado profesor y artista de la Universidad de Syracuse en Nueva York, Sam Van Aken, ha creado un asombroso arbol híbrido a base de injertos llamado “El árbol de las 40 frutas”. El ambicioso proyecto es crear el un árbol que provea 100 tipos de frutas diferentes, actualmente ya empezó cuidando uno que contiene injertos de 40 árboles distintos.


A simple vista, y durante la mayor parte del año, se ve como un árbol común y corriente, pero cuando llega la primavera florecen sus flores y el árbol se tiñe de diversos tonos blancos, rosados y pasteles. Luego desde julio a octubre, cultiva 40 tipos diferentes de fruta que incluyen, cerezas, albaricoques (damascos), melocotones (duraznos) e incluso almendras.


Todo comenzó cuando el artista, al intentar comenzar este proyecto, se dio cuenta que debía recolectar cientos de muestras de variedades de frutas con carozo o hueso. Tras explorar por todo Nueva York y encontrar sólo unos pocos agricultores que se dedicaban al cultivo de este tipo de frutas, percibió el avance drástico de las plantaciones de monocultivo extensivo. El único lugar donde logró encontrar la mayoría de especies de árboles frutales que buscaba fue en la huerta de la Estación de Agricultura Experimental de Nueva York, en Geneva.


Lo llamativo es que durante el siglo XIX Nueva York fue uno de los grandes productores de fruta con hueso, y en esa huerta que encontró Van Aken cabían entre 150 y 200 años de historia en términos de variedades frutales nativas e híbridas que alguna vez produjo esta ciudad. Este espacio iba a ser cerrado por falta de financiación, entonces decidió comprarlo y utilizarlo como punto de partida.


Después de desarrollar una línea de tiempo sobre las 250 especies que encontró y cuándo estas florecían en relación a las demás, él añadió unas cuantas de ellas a la raíz de un solo árbol. Cuando su “árbol en proceso” tuvo alrededor de 2 años, añadió más variedades como ramas separadas. A este tipo de intervención se le llama “Chip budding” en inglés, o injerto.


Luego que el tronco sana y se funde con la nueva rama al pasar el invierno, esta rama pasa a ser una más de las ramas normales del árbol. Hasta ahora se han creado 16 de estos árboles de 40 frutas y cada uno ha tardado alrededor de 5 años en formarse. El artista escogió frutas con carozo porque son muy diversas y son compatibles entre sí. Y un poco de ajo y menta mantienen a los ciervos lejos del árbol.


"Veo el 'árbol de 40 frutas' como una obra de arte, un proyecto de investigación y una forma de conservación", dijo Van Aken en su charla de TEDxManhattan en el 2014. No hay dudas que este proyecto se destaca por combinar la ciencia, el arte y las problemáticas de la pérdida de diversidad de especies, pero a la vez nos llama a reflexionar sobre los alcances y límites del hombre por sobre las especies con las que comparte este mundo.


Si bien Van Aken asegura que él solamente obró utilizando técnicas naturales, la manipulación genética y modificación de los procesos de producción de los alimentos que consumimos es cada vez más frecuente. Resta debatir los posibles usos y beneficios que podrían traer los mismos, y qué efectos tendría sobre la naturaleza.

Autor Voluntario

Soy la fundadora de TodoSalud.co, una estudiante de enfermería apasionada con la salud y la comunicación. Puedes seguirme en youtube, donde subo videos sobre maternidad; tambien en Instagram y Facebook :)

1 comentario:

  1. Me encantó y me gustaría poder hacer lo mismo, aunque en pequeña escala. Gracias por mostrarnos este interesante historia.

    ResponderEliminar