Este granero abandonado es ahora una magnifica vivienda moderna

Por Laura Camila Nossa Tejeiro, Tiempo de Lectura 2:21 Min


La firma de arquitectos JFL Architects trabajó durante tres años para darle nueva vida a una estructura de piedra, la cual, originalmente había sido un granero construido en el año 1800 por un albañil escocés en Montana. Lo más increíble de este proyecto es que el granero no solo fue restaurado, sino que este fue trasladado hacia las afueras de Jackson Hole, Wyoming. De esta forma, el equipo se encargó de introducir una pieza arquitectónica cuyo diseño rústico encaja de forma armoniosa dentro de un paisaje natural único.


La “Creamery” (nombre con el cual fue denominada la vivienda) se alza hoy como el resultado de un ambicioso proyecto el cual se enfocó en retener el estilo artesanal y rústico de la vivienda original adaptado a un espacio de vida contemporáneo. Esto sólo pudo realizarse haciendo uso de los mismos cimientos del granero de Montana los cuales habían perdurado desde el año 1800. A pesar de que  la construcción hubiese caído en el deterioro normal producto del abandono y el paso del tiempo, los arquitectos buscaron trasladar la mayor cantidad posible de materiales hacia Wyoming.


Hoy, la estructura de piedra es un hermoso homenaje al diseño original, tanto por fuera como por dentro. La decoración del interior es sofisticación rústica pura, con hermosas paredes en piedra, vigas de madera expuestas en el techo y suelos de madera recuperada. Es así como se mantuvo la esencia del granero, procurando la mínima alteración en el diseño. Sin embargo, en medio del estilo rústico de la vivienda se alzan en el interior todas las comodidades propias de la vida moderna. 


Según Paul Bertelli (el arquitecto principal de la firma) la Creamery en su forma, escala y proporción se presenta como la más pura solución arquitectónica. Al final, el no hacer nada al respecto del diseño del granero fue la verdadera genialidad del proyecto. Hoy la vivienda pertenece a una familia que disfruta con la arquitectura sin tiempo. Así, el granero de Montana se constituye como una forma de traer el pasado al presente, toda una maravilla arquitectónica que se ubica al interior del paisaje natural de Jackson Hole, Wyoming. 


De esta forma, la casa además de homenajear a la construcción hecha por el escocés siglos atrás, también es un tributo a la naturaleza. Esto gracias a la instalación de diversas ventanas que permiten que los habitantes  de la vivienda admiren continuamente el entorno que les rodea. La Creamery se presenta entonces como un espacio que fusiona la experiencia de la vida natural con la comodidad, al estilo del campamento eco-friendly ubicado en medio de una reserva natural africana. Esto demuestra que las técnicas más modernas de la arquitectura pueden ser utilizadas, tanto para revivir el pasado como para crear ambientes contemporáneos que sean armoniosos con la naturaleza.

Autor Voluntario

Soy la fundadora de TodoSalud.co, una estudiante de enfermería apasionada con la salud y la comunicación. Puedes seguirme en youtube, donde subo videos sobre maternidad; tambien en Instagram y Facebook :)

1 comentario:

  1. Que hermoso, no todo está perdido, con conocimientos y voluntad se puede reciclar y renovar muchas cosas La moderna arquitectura puede realizar maravillosos logros como este que esta impreso arriba. gracias

    ResponderEliminar