El jardín vertical más grande del mundo florece en el corazón de Bogotá

Por Laura Camila Nossa Tejeiro, Tiempo de Lectura 2:34 Min


Tras ocho meses de planeación y ocho meses de instalación fue finalizado el jardín vertical más grande del mundo en el edificio Santalaia, en Bogotá, Colombia. El edificio está cubierto por una capa de 85 mil plantas las cuales completan una superficie vertical de una extensión de 3100 metros cuadrados.


El proyecto fue ejecutado por la empresa Groncol, encargada de llevar a cabo el diseño y la ejecución del jardín usando el sistema F+P. Este sistema se basa en la instalación de una serie de pilares con una cubierta vegetal los cuales se encuentran ubicados en la fachada del edificio. La empresa contó con el apoyo de la firma Paisajismo Urbano de Colombia en la realización de este concepto en el país. Esta empresa se ha caracterizado por proponer, diseñar y llevar a cabo proyectos verdes con los cuales se pueda revolucionar la forma de vivir en la ciudad.


Ahora Bogotá, una de las grandes ciudades de América Latina, cuenta con un pequeño pulmón gracias al cual será posible brindarle oxígeno a alrededor de 3100 personas cada año, con 85 mil plantas que cubren el edificio cumpliendo esta misión. Adicionalmente, el jardín tiene la capacidad de procesar alrededor de 1708 de libras de metales pesados, capturar 881 libras de polvo y ayudar a filtrar algunos de los gases dañinos que se encuentran en el ambiente.


El jardín posee un sistema de irrigación completo, necesario para el cuidado de las 10 especies de plantas que han sido plantadas en éste. Gracias a lo anterior es posible asegurar la reproducción de las plantas y con ello, dar un impulso considerable a la biodiversidad. De esta forma, además de presentarse como una atracción turística, al ser una obra cuyo diseño y belleza sorprende a los habitantes y visitantes de la ciudad, la construcción posee un alto valor ambiental, con lo que el jardín se constituye como una pequeña revolución de carácter ambiental en el seno de la capital de Colombia.


En las últimas décadas ha venido cobrando una mayor importancia el crear soluciones a través de las cuales se puedan mitigar algunos de los efectos secundarios de la urbanización. Este jardín vertical es una fuente de inspiración, así como el invernadero de plantas medicinales con forma de burbuja que se encuentra ubicado en la ciudad de Berlín. En este sentido, es posible observar cómo es puede transformar la vida en la ciudad dándole un giro “verde” por medio de la construcción de espacios que permitan traer la naturaleza dentro de los márgenes de lo urbano.


Estas ideas en su conjunto son una prueba de que los conceptos acerca de lo que ha sido considerado como “lo urbano” han venido transformándose. Actualmente, no solo se trata de construir grandes edificios, puentes y autopistas, sino que las ciclovías, los parques, los invernaderos y jardines, entre otros, cobran relevancia al momento de planear y pensar en las ciudades. Gracias a lo anterior, es posible observar que pequeños cambios pueden hacer la diferencia, tal y como sucede con el jardín vertical de Bogotá o la burbuja respirable de Berlín.

Autor Voluntario

Soy la fundadora de TodoSalud.co, una estudiante de enfermería apasionada con la salud y la comunicación. Puedes seguirme en youtube, donde subo videos sobre maternidad; tambien en Instagram y Facebook :)

1 comentario:

  1. El jardín vertical de Bogotá y la búsqueda de aportes para resistir el cambio climático, es lo que todos deberíamos hacer. Vivo en Córdoba- Argentino, para hacer un intervención de edificio o de otros lugares , hay que hacer trámites ANTE LAS AUTORIDADES COMPETENTES Tendría que pensar en conversación con amigos algo y para que se hace. -

    ResponderEliminar