Procesadores en desarrollo reducirían hasta un 50% su consumo de energía

Por Laura Camila Nossa Tejeiro, Tiempo de Lectura 3:31 Min


Existen diversos ámbitos de la vida moderna dentro de los cuales se producen excedentes de todo tipo, de esta forma, aquellos recursos que son sub-utilizados terminan convirtiéndose en gastos innecesarios que generan un aumento en la cantidad de residuos. Teniendo presente lo anterior, se ha venido buscando a través de las décadas métodos para optimizar el funcionamiento de las técnicas por medio de las cuales se realizan diferentes procesos de extracción, conversión de la energía, transformación y refinamiento de las materias primas etc. De esta manera también se han podido perfeccionar diferentes artefactos como lo son los chips.

Recientemente Rakesh Kumar, profesor de ingeniería eléctrica y computación de la Universidad de Illinois, junto a John Sartori (estudiante de Kurmar) y sus estudiantes, han venido desarrollando un proyecto con microcontroladores. De acuerdo a Kumar, la mayoría de los procesadores son “sobre-diseñados”. Lo anterior quiere decir que los microcontroladores, por lo general, poseen una serie de puertas lógicas las cuales no son utilizadas para las aplicaciones para los cuales son diseñados. Dado que con el fin de generar un mayor grado de programabilidad y de flexibilidad, se incluyen elementos que pueden ser empleados para otra aplicación. 


Sin embargo, cómo los procesadores cumplen tareas de carácter específico su funcionabilidad se encuentra restringida dentro de unos márgenes determinados; esto significa que una larga fracción de los circuitos del chip no tendrá uso dentro de aquella función. Eso ocurre de forma más frecuente en los microcontroladores de potencia ultra-larga los cuales impulsan las nuevas plataformas de computación. El equipo de investigación decidió hacer algo al respecto de aquel gasto identificado. Su solución es un método que empieza por la búsqueda de un diseño para un microcontrolador que posea un propósito general

Así, se buscó una forma rápida de identificar cuales puertas lógicas nunca serán comprometidas en la aplicación para la cual el chip va a ser utilizado, motivo por el cual estas serán retiradas. Como resultado se obtuvo la creación de un procesador hecho a la medida. Este es físicamente más pequeño, y una versión menos compleja del microcontrolador original. El proyecto fue presentado en junio durante la versión 44 del Simposio Internacional de Computación y Arquitectura, en Toronto. El equipo se enfocó en retirar todo el hardware que se presentaba como innecesario para la función que el microcontrolador iba a desempeñar. 

Comenzando con un microcontrolador abierto MSP430, ellos produjeron diseños hechos a la medida que sirvieran para aplicaciones como la transformación rápida, la autocorrelación y filtrar la interpolación. Esos diseños utilizan menos de la mitad de las puertas lógicas que formaban parte del diseño del microcontrolador original. En efecto, ninguna de las 15 aplicaciones de los microcontroladores que ellos estudiaron requería más del 60 por ciento de las puertas lógicas. Los chips finales eran un 62 por ciento más pequeños y consumían 50 por ciento menos energía.


Según Sartori, la mayor parte de la gente piensa que en los pequeños procesadores todas las piezas funcionan al tiempo para su finalidad, sin embargo, en la medida en la cual estos poseen una aplicación en específico, se pueden retirar varias de las puertas lógicas y el software continuará funcionado a la perfección. Así, este tipo de chips permitirían reducir los materiales con los cuales son producidos, de manera que en un futuro se pondrán reducir los costos de producción de estos. 

Otro hecho relevante a señalar es que, dado que los procesadores serán más pequeños y menos complejos, se reducirá también el consumo energético de estos. Al ser chips hechos a la medida se produce un ahorro en varias direcciones (materiales, tiempo de programación y gasto energético). Gracias a esto se abre una puerta importante para seguir avanzando en la optimización de artefactos de este tipo.

La exploración en el terreno de los microprocesadores continuará sorprendiendo, tanto a científicos como a los usuarios, al igual que la investigación en otros campos como la medicina regenerativa. Así las cosas, hoy no solo es posible asistir al desarrollo de chips hechos a la medida, sino también a la creación de artefactos como esta impresora 3D en la que se pueden imprimir órganos y tejidos, que en un futuro podrían servir para la realización de trasplantes a seres humanos.

Autor Voluntario

Soy la fundadora de TodoSalud.co, una estudiante de enfermería apasionada con la salud y la comunicación. Puedes seguirme en youtube, donde subo videos sobre maternidad; tambien en Instagram y Facebook :)

2 comentarios:

  1. ES IMPORTANTE PENSAR EN EL AHORRO DE ENERGIA EN EL FUNCIONAMIENTO DE MICROPROCESADORES .LA PRODUCCION DE LOS APARATOS QUE UTILIZAN ESTOS COMPONENTES SE ABARATARA TAMBIEN PARA BENEFICIAR LA DINAMICA DEL MERCADO.

    ResponderEliminar
  2. La tecnología avanza y es necesario, para el ahorro de enrgía, el abaratamiento de elementos que cumplen distintas funciones, gracias .

    ResponderEliminar