Una hermosa granja del siglo XVIII transformada en un moderno hogar

Por Laura Camila Nossa Tejeiro, Tiempo de Lectura 2:11 Min


Por lo general la arquitectura busca establecer un diálogo entre el hombre y el espacio físico por medio de la creación de estructuras que cumplen diversas funciones. Gracias al diseño y construcción de viviendas, puentes, cercas, muros, templos con fines rituales, se lleva a cabo una forma de apropiación del entorno con el fin de hacerlo habitable.


Ahora, la arquitectura también tiene la función de darle nueva vida a espacios que debido a la falta de uso y por el paso del tiempo se han visto deteriorados. Lo anterior permite, además de la reutilización de unos materiales, la preservación de la memoria histórica de ciertos lugares. Así, un granero, una cabaña en medio del bosque o una granja inglesa se presentan como piezas que permiten contar historias del pasado y entender las antiguas formas de habitar.


En este orden de ideas, es posible entender porque algunas firmas de arquitectos y sus respectivos clientes se comprometen en la restauración de estructuras abandonadas. Tal y como sucedió Estados Unidos con la reparación de un granero cuyos cimientos estructurales fueron trasladados de Montana hacia Wyoming. O como lo hizo la firma Snook Architects, que transformó una granja de ladrillo del siglo XVIII en Yorkshire en una vivienda moderna que conserva la esencia del diseño agrícola.


Es relevante señalar que en el centro de estos proyectos está el objetivo de utilizar la mayor cantidad de elementos de las estructuras originales, al tiempo que se mantiene fidelidad al diseño inicial. En el caso de la granja en Yorkshire los arquitectos reforzaron la estructura existente por medio de un marco de acero. También insertaron vigas de roble para fortalecer el techo y crear un efecto visual que recordara el antiguo uso de la vivienda.


En otra época la granja sin duda vio mejores días, pero antes de que la firma de arquitectos interviniera, ésta con su techo y muros desgastados no solo se encontraba en ruinas, sino en peligro de colapsar. Hoy por hoy esta granja se ha convertido en la renovada Cat Hill Barn con un segundo piso en donde se ubican nuevos dormitorios y baños. Además se instaló una cocina ultramoderna que posee el doble de altura creándose un amplio espacio para las reuniones familiares.


Como uno de los objetivos era ser fieles al diseño agrario del edificio, los arquitectos insertaron ladrillos similares en las adiciones y una hermosa chimenea del mismo material que hace juego con los marcos de madera de las ventanas. La casa combina entonces aquel toque histórico del sur de Yorkshire con el diseño y las comodidades necesarias para albergar a la familia moderna.

Autor Voluntario

Soy la fundadora de TodoSalud.co, una estudiante de enfermería apasionada con la salud y la comunicación. Puedes seguirme en youtube, donde subo videos sobre maternidad; tambien en Instagram y Facebook :)

1 comentario:

  1. Gracias por hacerme conocer esa hermosa casa granja, donde los arquitectos le hicieron alguno arreglos interiores a fin de completarla y darle confor.

    ResponderEliminar