Una pequeña granja en medio de la ciudad donde puedes tomar vegetales y frutas

Por Santiago Siachoque, Tiempo de Lectura 2:21 Min


Desde el acaecimiento de la Revolución Industrial, el mundo ha visto surgir con rapidez ciudades de todo tipo, en casi todas las latitudes del planeta. Muchos países han concentrado sus esfuerzos en desarrollar espacios urbanos conformados por rascacielos, centros de negocios, escenarios de entretenimiento y vivienda que se han convertido en metrópolis en donde, para la mayor parte de nosotros, se desarrolla la vida cotidiana.


Sin embargo, los cambios sociales y las nuevas necesidades de los ciudadanos han empezado a forjar un nuevo concepto en diferentes culturas: la ciudad sostenible. La discusión ya no es sobre qué tan alto puede ser un rascacielos, sino cómo podemos lograr una armonía que articule los beneficios del campo y la naturaleza con la vida urbana.


De esta forma, les contamos hace algún tiempo sobre cómo una artista australiana logró crear en un espacio pequeño un invernadero en el que confluyen diferentes plantas que, en algunos casos, poseían beneficios medicinales. Es así como pudimos observar que ya no era necesaria una gran extensión de tierra para crear un jardín botánico que fuera a la vez un escape y un escenario de conocimiento dentro de una ciudad.


Noticias similares nos llegan desde Europa, donde Space10 – un laboratorio experimental de arquitectura – y los arquitectos Mads-Ulrik Husum y Sine Lindholm, crearon Growroom, un innovador domo que fue presentado por primera vez en la Chart Air Fair de Copenhague y que llega para responder a desafíos contemporáneos tales como la creciente demanda de alimentos, la necesidad de cultivar desde la ciudad y el imperativo de hacerlo de manera sostenible.


De comienzo a fin, este espacio contiene vegetales, hierbas y otras plantas comestibles con un espacio interior que invita a la contemplación y la calma. Al igual que el invernadero del que les hablamos antes, es una creación vanguardista que permite traer a los centros urbanos un ecosistema eficiente que es capaz de proveer alimentos locales de alta calidad sin saturar los escasos recursos de agua con los que cuenta el planeta.


Compuesto de pequeños jardines circulares en cuyos espacios se filtra la luz exterior, el domo cumple con funciones que son vitales en la ciudad actual: la nutricional, de la que ya hemos hablado, y la de otorgar a sus visitantes un momento de tranquilidad en medio del estrés y el ruido de la vida moderna.


Con iniciativas como esta, ideales como el de cosechar desde un escenario urbano de grandes edificios, contaminación y ajetreo, se hace real. Sin dejar de lado el diseño envolvente a la vez que atractivo, el domo hace converger la belleza estética con los retos que plantea el desmesurado aumento poblacional y la disminución de recursos ambientales necesarios para existir. Sin duda alguna creemos que el planeta necesita más y más emprendimientos como este. Como dirían en Dinamarca: Godt arbejde!


Autor Voluntario

Soy la fundadora de TodoSalud.co, una estudiante de enfermería apasionada con la salud y la comunicación. Puedes seguirme en youtube, donde subo videos sobre maternidad; tambien en Instagram y Facebook :)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario