Una increíble motocicleta de madera que funciona con combustible proveniente de algas

Por Edith Díaz Cañas, Tiempo de Lectura 2:29 Min


El mar es una fuente insaciable de inspiración para las mentes inquietas, eso quedó perfectamente demostrado por el diseñador holandés Ritsert Mans y el científico Peter Mooij, con la creación de su motocicleta de madera que funciona con combustible proveniente de algas.


Hoy en día, no es raro escuchar hablar de la influencia de las algas en el medio ambiente y la industria; anteriormente, hicimos alusión de su uso en Ginebra, Suiza, donde crearon una granja de algas sobre una autopista para reducir la contaminación. No obstante, las algas tienen uso desde la cosmética, pasando por la medicina y terminado en las fachadas de los edificios.


Lo importante del aporte del Mans y Mooij, es que presentaron un prototipo de vehículo que usa energías renovables para su funcionamiento. Desde nuestro enfoque ecológico, pensar en una moto tallada en madera, nos puede resultar contradictorio, es evidente que una industria de motocicletas de este tipo no es viable desde cualquier estudio de recursos, menos si queremos mitigar los efectos negativos de las industrias en los ecosistemas.


Pero lo que se esconde detrás del vehículo de apariencia artesanal, es exponer una alternativa viable al reemplazo de combustibles fósiles por energías renovables de libre elección. Mans y Mooij, demostraron que la creatividad no tiene límites, y que el aceite de algas funciona como combustible y funciona bien.


Este equipo soporta sus estudios de energías renovables, en el hecho de que, al igual que cualesquiera de los descubrimientos que han cambiado al mundo (el plasma, el grafeno, el internet e incluso los automóviles) el uso de las algas, en sus comienzos no tenía claro su alcance y para qué servirían sus desarrollos. "La gente no sabe cómo será el mundo dentro de 30 años en términos de transporte y energía", dijo Mans, "pero esa incertidumbre permite a la gente desarrollar y construir sus propias ideas".


Estamos en la era de volver a soñar, en el siglo XIX la ciencia se enfocó en la industrialización del mundo; nosotros, los que soportamos las consecuencias de ese sueño, tenemos la necesidad de revertir algunos de sus efectos, claro está, sin dejar de construir, innovar y desarrollar tecnología. Nuestro reto ahora es combinar la ciencia con el medio ambiente, debemos trabajar conjuntamente en crear un equilibrio entre los avances tecnológicos, la ciencia y el bienestar integral del nuestro planeta.


Ideas como las de Mans y Mooij, nos permiten vislumbrar el amplio camino que nos espera por descubrir, la ciencia y la tecnología tienen un nuevo reto, ser amigable con el medio ambiente y ser responsable socialmente.


Mans y Mooij escribieron un libro titulado The Thick Algae, en donde tratan ampliamente el tema del aceite de algas usado como combustible para vehículos de transporte, también realizaron una conferencia para TED en el 2015, disponible en YouTube. Definitivamente estos dos personajes son un gran ejemplo, para quienes soñamos con un planeta en donde se respete y se respalde la armonía de la naturaleza, mejorando así, la calidad de vida de todos sus habitantes.

Autor Voluntario

Soy la fundadora de TodoSalud.co, una estudiante de enfermería apasionada con la salud y la comunicación. Puedes seguirme en youtube, donde subo videos sobre maternidad; tambien en Instagram y Facebook :)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario