15 beneficios de tener un huerto en casa

Por Paola Andrea Camacho



Tener un huerto en casa se ha convertido en una tendencia muy popular alrededor del mundo, luego de identificarse los múltiples beneficios que brinda a quienes se atreven a vivir la experiencia de cultivar sus propios alimentos y de controlar la manera de como diferentes agentes químicos influencian en su alimentación.

Se trata de aprovechar espacios como patios o terrazas para crear pequeños cultivos de alimentos, donde es necesario que sean zonas a cielo abierto o con un grado alto de exposición a la luz solar, que ayude y propicie el óptimo crecimiento de las diferentes plantas que allí se cultiven y posteriormente se consuman.

Además, los huertos en casa propician una mayor conexión con la naturaleza a través del trabajo de campo dentro el hogar y de los grandes beneficios de conocer el origen de los alimentos que consumes. En este artículo mencionaremos algunos de los 15 beneficios más notables de tener un huerto en casa.


1. Integras a toda la familia

Al designar un área de la casa para cultivar alimentos, se involucran los diferentes integrantes de la familia, incluyendo a los niños, quienes  aprenderán los ciclos de la vida y las propiedades de la tierra para permitir la germinación de la semilla y todos serán participes del crecimiento de los alimentos de la huerta.

2. Conoces tus alimentos

Tener un huerto en casa deja muy claro el origen de los alimentos al ser tu propio hogar. Además se reducen los riesgos del consumo de pesticidas y agroquímicos que usualmente se usan en los grandes cultivos. Al tener tu propio huerto aprendes a cómo utilizar las semillas y los diferentes abonos naturales, para no sólo cultivar tus propios alimentos, sino una mejor salud.

3. Acortas las distancias

Sin duda uno de los beneficios de tener un huerto en casa es que se acortan las distancias para obtener los alimentos, dado que están en el patio o la terraza de tu propio hogar. De esta manera se reducen gastos en transporte, evitando la contaminación producida por empresas de transporte y se gana de una u otra forma tiempo durante el día.

4. Adquieres nuevas actitudes

Tener un huerto en casa, trae como beneficio el fortalecimiento de las actitudes preexistentes y ayuda a florecer actitudes como la disciplina y la responsabilidad porque tener un huerto implica tener un cronograma de las diferentes tareas que deben llevarse a cabo para sostener el ciclo de vida de aquel cultivo que queremos ver crecer.

5. Es una gran terapia

Cultivar el huerto permite a las personas disfrutar de beneficios como una mañana o una tarde tranquila, en contacto con la naturaleza, notando los cambios de los diferentes ciclos naturales. Muchos de los adultos mayores que tienen un huerto en casa disfrutan de esta actividad como terapia ante el estrés, y cultivando momentos serenos y de silencio.

6. Reduces el uso de fertilizantes

Como eres quien cultiva sus alimentos, empiezas a tomar decisiones como qué fertilizantes, pesticidas o abonos naturales quieres usar para tu huerto, para de esta manera procesar los alimentos de manera más orgánica y ecológica.

7. Disfrutarás de alimentos frescos

Otro de los grandes beneficios de tener un huerto en casa es que consumirás los alimentos en su estado fresco y el punto más óptimo de consumo, disfrutando de esta manera de grandes sabores y nutrientes de mas valor que los alimentos regulares.

8. Generarás un impacto ambiental positivo

Cultivar en espacios urbanos dentro de la ciudad genera un gran huella ecológica porque además de tener alimentos frescos al alcance,. ayudarás a que proliferen las zonas verdes dentro de la ciudad y con ello se genera espacios más frescos y una atmosfera más confortable para todos los habitantes de la ciudad.

9.  Promueves un estilo de vida ecológico

Las personas que tienen un huerto en casa generan una nueva consciencia sobre los hábitos de consumo y una noción de ecosistemas sostenibles en el planeta. Teniendo un huerto promueves el traslado de espacios verdes a la ciudad donde mayoritariamente convergen las sociedades hoy en dia. Los huertos ayudan a construir una cultura de ciudadanos más responsables con el medio ambiente y a conocer el origen, procedencia y procesos de la demanda alimenticia.

10. Obtienes beneficios económicos

Otro de los beneficios más notables de tener un huerto es el reflejo de este en la economía del hogar pues a través de estos cultivos autosostenibles y comestibles se genera una microeconomía en los hogares al vender algunos de sus productos excedentes, dando un valor añadido a esta actividad natural.

11. Puedes dar regalos únicos

Adicionalmente, quienes tiene un huerto tienen la posibilidad de regalar los productos cultivados y cosechados con sus manos. Estos productos con baja huella ecológica representan la conexión con la tierra, la naturaleza y el amor por nuestros seres queridos, convirtiendolos en un regalo ideal y diferente.

12. Conocerás nuevas especies

A través del trabajo del cultivo en el huertoconocerás nuevas especies de hortalizas y otras plantas, sean aromáticas o de tipo medicinal, que normalmente en la vida cotidiana se desconocen. Es así que de esta manera podrás ampliar el espectro de sabores y la utilidad de este pequeño mundo verde instalado en tu hogar.

13. Le tomarás amor al aprendizaje

Para tener un huerto es necesario profundizar en conocimientos de tipo ambiental, e investigar sobre la biología de las diferentes especies de plantas que vayas a cultivar en el huerto. Conocerás de manera practica los procesos naturales como la fotosíntesis y la influencia permanente de la luz solar hará que adquieras mucha más información de tipo académico sobre el mundo de las plantas y los ecosistemas auto-sostenibles.

14. Tendrás un espacio bonito en casa

Sin duda un beneficio de tener un huerto en casa es el gran valor estético que este aporta, dado que generalmente son ubicados en terrazas o en grandes patios, así podrás lucir con amigos y familiares un gran jardín comestible con un panorama verde.

15. Te conectarás con la naturaleza

Es probable que al tener un huerto nunca falte algunos de los alimentos más necesarios en casa como las hortalizas, legumbres, aromáticas o frutos del bosque, y muchas especies más; pero tras este autoabastecimiento orgánico, un huerto además genera, entre quienes viven la experiencia de tener uno, una mayor conexión natural al comprender el lugar de donde proviene la fuente de energía para subsanar cada una de las necesidades humanas.

Autor Voluntario

Soy la fundadora de TodoSalud.co, una estudiante de enfermería apasionada con la salud y la comunicación. Puedes seguirme en youtube, donde subo videos sobre maternidad; tambien en Instagram y Facebook :)

1 comentario:

  1. Muy interesante, pero hay muchos otros beneficios, como manejar nuestros propios residuos orgánicos, manejo del agua.etc gracias por compRtir

    ResponderEliminar